Por @Alvy — 12 de Marzo de 2011

Ya lo están calificando como el peor desastre nuclear desde la catástrofe de Chernóbil y el tercero peor de la historia (siendo el segundo el de el accidente de Three Mile Island), pero lo cierto es que la central nuclear de Fukoshima, su reactor y quienes están trabajando en la emergencia están aguantando, algo que parecía un desastre asegurado según la información que había esta mañana temprano.

La explosión que se observó hoy no era como muchos pudieron temer debida al material radioactivo, sino a algún otro producto químico allí almacenado, como hidrógeno o incluso debido a algún problema con la presión del vapor. La caída de parte de la estructura (paredes y techo) no dañó el núcleo del reactor, que sería lo más peligroso. El conocido físico y divulgador Michio Kaku ha descrito la situación hace unas horas con esta frase: «el reactor está estable, en el filo de la navaja, pero todavía estable».

Tal y como además recordaba Brian Dunning, periodista científico y divulgador en Skeptoid, la planta de Fukoshima no tiene un núcleo de grafito que pueda arder como sucedió en Ucrania en 1986: en caso de fusión del núcleo quedaría contenido en un compartimento subterráneo, lo cual es un matiz importante. Al respecto, un artículo muy interesante en IEEE Spectrum: Japan Nuclear Accident: Worse than Worst, Again.

Actualización (13 de marzo de 2011, 1.00am): Malas noticias. Reuters anuncia que el sistema de refrigeración de emergencia del reactor 3 no está funcionando y CNN afirma que desde la agencia de seguridad nuclear japonesa se les ha dicho que la fusión del núcleo podría estar produciéndose ya en el interior del reactor.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear