Por @Alvy — 1 de Diciembre de 2017

En biología celular las vesículas son unas estructuras de las células que almacenan, transportan o digieren productos y residuos. Ahora un equipo combinado de investigadores del MIT y otras universidades ha desarrollado una novedosa forma de analizar mediante ondas sonoras la sangre y las vesículas, lo que permitiría diagnosticar de una forma más rápida y diferente algunos tipos de cáncer y anomalías fetales.

El método consiste en unos canales con microfluidos junto a los cuales hay unos transductores acústicos que generan sonidos en diversas frecuencias. Las ondas mueven ligeramente las células y exosomas que pasan por ellos. Debido a que la distancia que se desplazan dependen de forma bastante precisa de su tamaño y otras propiedades se pueden separar unas de otras en arias fases a través de distintos canales que se bifurcan, para luego contabilizar los exosomas y vesículas extracelulares que llegan al final del recorrido.

Actualmente estos análisis se realizan extrayendo sangre usando las tradicionales centrifugadores, lo que requiere unas 24 horas y no es demasiado sencillo: la máquina no es portátil y a veces las partículas se dañan en el proceso. El nuevo método puede filtrar una muestra de sangre sin diluir de 100 microlitros en 25 minutos.

Según han dicho los investigadores, el objetivo es que se puedan leer diversos biomarcadores con sólo meter la muestra en un dispositivo, pulsar un botón y obtener resultados en 10 minutos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear