Por @Wicho — 27 de Julio de 2007

Hoy debería de haber sido un día relajado, incluso feliz, para los responsables de la NASA, ya que según se puede leer en NASA Gives 'Go' for Shuttle Endeavour Launch on Aug. 7 el transbordador espacial Endeavour recibía ayer el visto bueno definitivo para su lanzamiento en la misión STS-118 el próximo 8 de agosto, pero esta buena noticia ha quedado parcialmente eclipsada por otras tres.

Por un lado, aunque lo cierto es que en una organización del tamaño y complejidad de la NASA esto es casi de esperar, se ha sabido que una antigua empleada llegó a malversar hasta 150.000 dólares usando para ello una tarjeta de crédito que le había dado la agencia, obviamente para gastos relacionados con su trabajo, aunque ahora, e independientemente de la sentencia que reciba por ello, Elizabeth Ann Osborne tendrá que devolver ese dinero: Report: NASA Employee Stole More Than $150,000.

Una unidad como las dañadas © BoeingPor otro lado, y aunque parece ser algo que ha sucedido en las instalaciones de uno de los proveedores de la agencia y no en las de la NASA, una inspección rutinaria ha detectado un acto de sabotaje en tres unidades de recolección de datos diseñadas para la Estación Espacial Internacional conocidas como External Wireless Instrumentation System Network Control Units, una de las cuales iba a ser enviada allí a bordo del Endeavour el próximo mes: NASA Investigates Apparent Sabotage Of Space Station Hardware.

En concreto, la misión de estas unidades es almacenar datos de aceleración de los segmentos situados por fuera de las juntas rotatorias que permiten a los paneles solares de la ISS mantenerse siempre apuntando de manera óptima al Sol. Ahora mismo no hay ninguna instalada en la Estación, así que aunque no se hubiera detectado el sabotaje y la unidad dañada hubiera sido puesta en órbita esto no habría supuesto ninguna amenaza para la seguridad de la tripulación del Endeavour ni de la ISS. En cualquier caso, la agencia está intentando reparar una de las unidades a tiempo de enviarla en el Endeavour.

No se ha hecho público el nombre del proveedor ni se conoce la identidad del culpable, aunque en mi opinión y visto lo obvia que era la manipulación la cosa suena más a un empleado frustrado que a un intento real de provocar daño alguno.

De todos modos, cualquiera de estas tres noticias palidece ante los rumores que aseguran que al menos en dos ocasiones se habría permitido volar a astronautas tras haber consumido alcohol menos de doce horas antes de despegar, lo que va contra todas las reglas y el sentido común, aunque no está claro de si se trata de vuelos de entrenamiento en aviones o de vuelos espaciales.

El origen de esta información está en una noticia publicada en AviationWeek que ahora mismo no está disponible, pero la NASA ha convocado para hoy mismo una rueda de prensa al respecto, así que pronto saldremos de dudas.

Por ahora hay más información en Drunk astronauts? What? y en Report: Astronauts Drank Before Launch, pero de confirmarse sería algo realmente grave.

Actualización: La NASA responde a las acusaciones sobre astronautas borrachos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear