Por @Wicho — 20 de Junio de 2007

Este fue un día de escasa actividad a bordo del Atlantis, en especial comparado con los anteriores, en el que tras desatracar de la Estación Espacial Internacional el piloto Lee Archambault rodeó esta a una distancia de unos 150 metros para que la tripulación de la misión STS-117 de la NASA pudiera documentar en fotografías y vídeo el estado de la ISS.

ISS tras la misión STS-117 de la NASA
La Estación Espacial Internacional vista desde el Atlantis

Luego llevó la nave a unas 46 millas de la ISS para que una vez «estacionada» allí él mismo, Patrick Forrester y Steve Swanson le hagan un nuevo repaso al escudo de protección térmica de la nave utilizando el Orbiter Boom Sensor System, un conjunto de cámaras e instrumentos de medida que se colocan al final del brazo robot de la nave, por si este hubiera sufrido algún daño en órbita desde el momento en que el Atlantis atracó en la ISS.

Allí esperarán a que desde tierra den el visto bueno al estado de la nave para iniciar la maniobra de descenso que les llevará a aterrizar en el centro Espacial Kennedy mañana, en principio a las 19:52 (hora de España, GMT +2) si no hay ningún retraso; de haber algún problema siempre podrían regresar a la ISS para utilizarla como refugio, por eso no se alejan demasiado.

De hecho quien probablemente tuvo más trabajo fue Sunita Williams, que tiene que realizar unas tablas de ejercicios especiales para ir preparando su organismo para la vuelta a la gravedad terrestre tras 190 días en caída libre.

Desde control de la misión escogieron Feelin’ Stronger Every Day [mp3 856 KB] de Chicago, dedicada a Archambault, para empezar el día.

Fuentes: STS-117 MCC Status Report #22 y STS-117 MCC Status Report #23.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear