Por @Alvy — 26 de Marzo de 2012

El popular director y productor de cine ha demostrado ser no solo un gran artista sino que también es un tío con un par capaz de entrar con fuerza en nuestra lista de «héroes favoritos con los huevos forrados de plomo»: ha descendido en solitario con un mini-submarino a las profundidades abisales de la Fosa de las Marianas, en el océano Pacífico: 11 kilómetros en vertical, ni más ni menos. Nadie había intentado bajar a ese auténtico abismo desde 1960. Es todo un récord del mundo.

La presión que ha de soportar el vehículo a esas profundidades es de 1086 bares: algo más de mil veces la presión habitual de la atmósfera al nivel del mar. Camerón necesitó unas dos horas y media para el descenso –más de lo previsto– pero tan solo unos 70 minutos para el ascenso, que fue un poco más rápido de lo esperado.

Más info sobre la aventura DeepSea Challenge.

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear