Por @Alvy — 6 de Febrero de 2017

RealTime DOH AKL
La curva que traza el avión es la ruta más corta sobre la superficie de una esfera: la Tierra

Tal y como cuentan en Flightradar24 hoy se ha inaugurado el vuelo comercial más largo del mundo: de Doha (Catar) a Auckland (Nueva Zelanda) en 15 horas y 50 minutos (16 horas 20 minutos era la estimación oficial). El trayectos es uno más de la larga lista de Qatar Airways, la compañía que realiza ese vuelo de ni más ni menos que 14.533 kilómetros (~14.539 km según Google) lo cual seguramente será la distancia ortodrómica entre ambos puntos.


El tiempo de vuelo oficial para el DOH-AKL de ida es una hora y diez minutos menos que el mismo viaje de vuelta: AKL-DOH (17 horas 30 minutos). Esto no se debe a nada relacionado con los cambios horarios –que no se contabilizan a estos efectos– sino a los vientos a favor o en contra en cada trayecto. Similar a lo que ocurre en los vuelos transatlánticos entre Europa y América, donde se vuelva «contra el viento» a la ida pero se pueden aprovechar corrientes favorables a la vuelta, como la corriente en chorro (jetstream) generada por el efecto Coriolis. De hecho en el primer viaje ya batieron la estimación oficial llegando 30 minutos antes de lo previsto.

ALT DOH AKL
El viaje transcurrió entre 30 y 38.000 pies de altura (~10.000m), volando a ~500 nudos (~925 km/h)

El avión que Qatar Airwars utiliza en esta línea es un Boeing 777-200LR, una pedazo de aeronave diseñada específicamente para los denominados recorridos ultralargos (su denominación LR indica Long Range, aunque familiarmente lo llaman Worldliner).

Este avión es capaz de cargar 181.270 litros de combustible (más o menos lo que cabe en una piscina de ~20×5×2 metros), que deben ser suficientes no solo para llegar sino también para –en caso de problemas, según la regla ETOPS– alcanzar un aeropuerto alternativo, quedarse en patrón de espera cerca de la pista del destino o poder permitirse varios aterrizajes frustrados si fuera necesario. Su autonomía teórica según la Wikipedia es de 15.844 km (17.445 km según Flightradar24) así que en cualquier caso estaría entre 1.000 y 3.000 km por encima de la distancia que debe recorrer.

Este avión tal cual está configurado para Qatar tiene capacidad para unos 259 pasajeros, 42 de ellos en business. Por curiosidad miré en la aerolínea una fecha cualquiera del mes que viene y todavía quedaban asientos disponibles… a 10.000 riales cataríes (unos 2.500 euros) la ida y vuelta en turista. Que, la verdad, igual no parece tanto teniendo en cuenta lo lejos que te llevan y la cantidad de tiempo que se pasa en el avión.

En cualquier caso con este vuelo ha quedado inaugurado el nuevo récord.

… Aunque como siempre que se habla de récords, se puede liar parda. Hay otros vuelos «oficiales» de ultralarga distancia aunque ligeramente más cortos, como por ejemplo el Hong-Kong a Nueva York (que suele ser de 14.500 km, aunque la distancia ortodrómica es de 12.985 km) o el Delhi a San Francisco, que alguna vez que se cambia de ruta para ir por el Pacífico en vez de por el Polo Norte recorre más de 14.500 km (el pasado 13 de enero además hizo otro gran desvío y recorrió 16.980 km en 15 horas y 45 minutos; también era un Boeing 777-200LR/F.) Al parecer el récord absoluto lo tiene otro 777-200LR un poco en «modo de demostración» de Hong Kong a Londres volando 21.602 km al revés –hacia el este, pues hacia el oeste serían tan solo 8.383 km– durante ni más ni menos que 22 horas y 42 minutos. En este vuelo solo había 35 pasajeros: periodistas, clientes y trabajadores de Boeing, además de la tripulación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear