Por @Wicho — 13 de Junio de 2007

Después de las maniobras realizadas por Jim Reilly y John «Danny» Olivas durante el primer paseo espacial de la misión STS-117 el quinto día en órbita fue utilizado para extender los paneles solares del segmento S3/S4, lo que empezaron a hacer desde el control de la misión antes de que la tripulación del Atlantis se despertara a los sones de What a Wonderful World interpretada por Louis Armstrong y dedicada precisamente a Olivas; la tripulación del Atlantis tomó el relevo en esta tarea después de desayunar.

Vista parcial de los nuevos paneles solares © NASALa extensión de los nuevos paneles solares se hizo por fases para permitirles irse aclimatando a su nuevo entorno y así evitar que los paneles individuales se pegaran unos con otros, y la maniobra terminó sin problemas a eso de las 8 de la tarde (hora de España, GMT +2), con lo que ambos paneles quedan listos para generar electricidad.

Tras esto la tripulación del Atlantis tuvo un par de horas libres para descansar un poco antes de empezar con los preparativos del paseo espacial de hoy en el que los especialistas de la misión Pat Forrester y Steve Swanson ayudarán a plegar los paneles solares que aún quedan extendidos en el segmento P6, que interferirían con el movimiento de los nuevos paneles del segmento recién instalado de no ser recogidos en su posición de almacenamiento. Una vez hecho esto desbloquearán la junta rotatoria del segmento S3/S4 para que los paneles recién extendidos puedan girar y así aprovechar al máximo el Sol.

El «susto» del día lo protagonizó el sistema de control de la actitud de la Estación Espacial Internacional, cuyo ordenador principal de control tuvo que ser reiniciado porque se negaba a retomar esa tarea una vez que intentaron devolvérsela desde el Atlantis, cuyos ordenadores se habían encargado de ella tarea durante el despliegue de los paneles solares.

Esto de todos modos nunca supuso un peligro para las tripulaciones, porque con un transbordador espacial atracado en la ISS desde el control de la misión disponen tres sistemas para controlar la actitud de la Estación, los giroscopios de la propia estación, sus impulsores, o los del transbordador, y tras reiniciar el ordenador en cuestión este ya fue capaz de pasar el control a los giroscopios de la ISS como se pretendía en un principio.

Mientras tanto en tierra se siguen haciendo pruebas para ver cual puede ser el método más adecuado para arreglar la manta de protección térmica que tiene una esquina suelta, lo que se llevará a cabo en el tercer o cuarto paseo espacial de la misión.

Fuentes: STS-117 MCC Status Report #08 y STS-117 MCC Status Report #09.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear