Por @Wicho — 22 de Junio de 2007

La meteorología ha vuelto a impedir que el Atlantis tome hoy tierra en el centro espacial John F. Kennedy en Florida, pero sin embargo lo hará en la Base de la Fuerza Aérea de Edwards en aproximadamente tres cuartos de hora, a las 21:49 hora de España (GMT +2).

Este será el aterrizaje número 51 de un transbordador en Edwards, siendo el más reciente el del Discovery al final de la misión STS-114 en agosto de 2005.

Aterrizar en Edwards supone que el Atlantis tendrá que volver al Centro Espacial Kennedy a lomos del Shuttle Carrier Aircraft, un Boeing 747 modificado para transportar transbordadores espaciales en su lomo. Este vuelo podría producirse en menos de una semana.

Se puede seguir el progreso del aterrizaje en directo en el blog del aterrizaje de la misión o bien a través de NASA TV.

Actualización: Tras un aterrizaje por el libro las ruedas del Atlantis se detenían a las 21:50:48 poniendo fin a la misión STS-117 de la NASA tras 13 días, 20 horas, 12 minutos y 44 segundos.

Atlantis tomando tierra - NASA/Carla Thomas
Atlantis tomando tierra como colofón a la misión STS-117 - NASA/Carla Thomas

La NASA dispone ahora de unos seis meses para preparar la nave para su próxima misión, la STS-122, que en principio tiene programado su lanzamiento para el 6 de diciembre de 2007, misión que es especialmente relevante para la ESA ya que el objetivo principal de la misión es instalar el módulo Columbus en la Estación Espacial Internacional, módulo diseñado y construido en Europa.

Según lo previsto la misión STS-122 será la penúltima del Atlantis, que finalizará su carrera con la misión STS-125, la esperada visita de mantenimiento al Telescopio Espacial Hubble.

En cuanto a la flota de transbordadores espaciales, el próximo en salir al espacio será el Endeavour el próximo 9 de agosto en la misión STS-118, que aparte de seguir avanzando la construcción de la ISS supondrá la reactivación del programa de profesores en el espacio, que quedó congelado tras la muerte de Christa McAuliffe a bordo del Challenger en 1986.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear