Por @Alvy — 12 de Diciembre de 2019

Construir una central nuclear, el juego

Construir una central nuclear (Constructing NPP) es un juego divulgativo de Atomenergomash, una empresa de ingeniería que se dedica entre otras cosas a erigir este tipo de edificios, los generadores de energía y a encajar todos sistemas de que se componen.

El juego tiene dos niveles: fácil y difícil. Básicamente consiste en colocar como si fuera un puzle los diversos componentes de la central, cada uno en su sitio. En el modo fácil las piezas se ven en gris y resulta más sencillo ver dónde va cada una; en el difícil hay que hacerlo a ojo o de memoria.

Además del reactor están la turbina, el generador de la turbina, los generadores de vapor, el sistema de emergencia para la refrigeración del núcleo… El asunto no es demasiado complicado y los gráficos son claros y bonitos. Un buen ejercicio para planteárselo a la muchachada ya sea en casa o en el cole.

(Vía el siempre divulgativo @OperadorNuclear.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 10 de Octubre de 2019

Hanergy Solar Car

Este coche de Hanergy tiene el aspecto y tamaño de un utilitario ligero y pequeñito de cuatro plazas pero una importante particularidad: el techo es un panel fotovoltaico y puede recargar sus baterías con sólo estar al sol. Al menos 20 km diarios durante 30 días seguidos. Y resulta que 20 km es una distancia más que suficiente para un gran número de personas en su rutina diaria de transporte.

En EnergyTrend cuentan que ya en 2016 el mismo coche recorrió 80 km durante un día sin recargarse. En la prueba de casi un mes de duración la carga de la batería se mantuvo entre el 60 y el 80 por ciento; la velocidad máxima del coche es de unos 70 km/h, que tampoco es para hacer carreras ni largos viajes, pero no es ese el conceto. Curiosamente el panel fotovoltaico está diseñado de modo que recarga las baterías incluso en los días nublados, aunque más lentamente.

Hanergy Solar Car

Según parece esta empresa china es una de las más destacadas en este campo y se dedica a paneles para todo tipo de instalaciones, edificios, y también tiene muchos diseños para vehículos de todo tipo equipados con techos solares y distintas prestaciones: coches de carreras, utilitarios, autobuses… Su idea es que la recarga solar sea un complemento estándar en todo tipo de vehículos eléctricos en el futuro.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 31 de Julio de 2019

La planta energética humana

El proyecto Human Power Plant consiste en investigar las posibilidades de reducir la demanda de energía y –por qué no– crearla humanamente cuando se necesita. En cierto modo es como construir una pequeña planta energética humana donde todo funciona a pedales y mecanismos que de un modo u otro generan energía.

Ya hay varias versiones en forma de prototipos, instaladas en almacenes semiabandonados. Los ingenios parecen sacados de una película apocalíptica estilo Mad Max: barras metálicas, aparatos que parecen de gimnasia, tanques de agua.

Combinados con un toque artístico algunos producen sonidos que luego se convierten en música, lo que le da un toque happyflower al asunto. La idea es acabar construyendo un edificio completo alimentado por energía humana, con 750 habitaciones divididas en decenas de plantas. Allí la gente en vez de hacer gimnasia para ponerse mazaos lo haría por necesidad imperiosa para recargar sus móviles o hacer funcionar los ordenadores o el microondas.

La planta energética humana

Además de eso, todo reciclaje y reutilización se considera bueno: duchas comunes, lavaderos de ropa compartidos… Hasta los desechos se enviarían al sótano para, junto con los excrementos y resto de inmundicias ser convertidos en biogás. El edificio de momento sólo está en Photoshop, y tiene una pinta un tanto extraña, con caras felices en salas en las que la gente es tratada como los hamsters. Veremos a dónde son capaces de llegar.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 30 de Julio de 2019

El Megapack de Tesla: una megabatería de 3 MWh para alimentar empresas, ciudades o lo que haga falta

Tesla ha presentado el Megapack, una especie de megabatería gigantesca en formato modular de 3 megavatios-hora (MWh) con un inversor de 1,5 MW, sistema térmico, fusibles y controles. Visto por fuera es como un contenedor. Simplemente llegas, enchufas y tienes corriente alterna, como la de la red.

Juntando muchos Megapacks se puede llegar a construir un sistema más grande, de hasta 1 gigavatio-hora. Algo de ese tamaño tendría capacidad para alimentar a todos los hogares de San Francisco durante 6 horas. (Ojo: sólo «hogares», lo cual no es toda la ciudad, pero como comienzo no está nada mal.) Y no me atrevo ni a calcular la cantidad de iPhones o coches Tesla que podría cargar de una sentada.

El Megapack se recarga utilizando cualquier tipo de energía renovable: eólica, solar, hidráulica, mareomotriz, etcétera. O bien la electricidad de la red convencional, por ejemplo para garantizar la estabilidad en zonas donde haya cortes ocasionales y convenga tener energía de reserva garantizada de forma masiva.

El Megapack de Tesla: una megabatería de 3 MWh para alimentar empresas, ciudades o lo que haga falta

Según cuentan en las hojas de datos los Megapacks ocupan un 40% menos espacio y requieren diez veces menos componentes que instalaciones equivalentes, lo que permite instalarlo diez veces más rápido. La idea es poder construir con ellos miniredes (minigrids) de electricidad, independientes de la red eléctrica común convencional. En algunos sitios como en Hornsdale (Australia) donde se llevó a cabo un proyecto piloto, parece que funcionó bien y se ahorraron unos 40 millones a la par que ganaron en estabilidad.

De momento no se sabe mucho más de disponibilidades y precios, hay un formulario para las empresas y organizaciones interesadas en saber más. Pero seguro que con el genio de la publicity que es Elon Musk tan pronto como haya avances relevantes los oiremos de su mismísima voz.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear