Por Nacho Palou — 29 de Enero de 2018

Esta cosa que parece un gusano es un higrobot, un robot que se mueve aprovechando la humedad del aire, sin baterías: “puede arrastrarse de un lado a otro y retorcerse como una serpiente. Y en el futuro los higrobot tendrán una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo la administración de fármacos a través de la piel”, dicen en The Verge.

Según sus desarrolladores estos diminutos robots son ligeros y ágiles y no requieren alimentación eléctrica sino que aprovechan la energía de la humedad del aire, por lo que pueden ser ampliamente utilizados en aplicaciones médicas, militares e industriales.

Los actuadores de estos robots está hechos con materiales higroexpansivos que cambian de volumen con la humedad, de forma parecida a muchos movimientos botánicos que se dan en la naturaleza o al comportamiento del papel: “el papel es probablemente el ejemplo más accesible de material higroexpansivo, doblándose y cambiando su consistencia cuando se coloca sobre una superficie mojada.”

En este caso el robot se controla variando artificialmente la humedad del aire, por lo que los desarrolladores son conscientes de que uno de los desafíos a los que se enfrentan es precisamente que un higrobot debe controlarse sin manipular de manera artificial la humedad atmosférica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear