Por @Wicho — 21 de Junio de 2019

Después de llegar a la Estación Espacial Internacional a bordo de la cápsula de carga Cygnus 11 uno de los Astrobee ya vuela libremente por el interior del segmento estadounidense de la Estación.

Los Astrobee son la generación más reciente y avanzada de asistentes robot que buscan liberar de trabajo rutinario a la tripulación. En este caso son robots con forma de cubo –el «cerebro» va en el centro y a los lados lleva las unidades de propulsión– que dotados de visión artificial pueden moverse de forma autónoma por la Estación o bien ser controlados por sus tripulantes o desde el control de la misión en Houston. Son modulares, así que se les pueden acoplar nuevos elementos de hardware según sea necesario.

La idea es que puedan ser usados para llevar a cabo mediciones, hacer fotos, grabar sonidos, mover cosas de un lado a otro, o incluso ayudar a los astronautas a hacer ciertas tareas por ejemplo sujetando algo mientras los astronautas lo manipulan.

Honey, Bumble, Queen, que así se llaman, aprovechan la experiencia obtenida con los Spheres, Int-Ball o CIMON.

A Bumble es a quien le ha correspondido el honor de hacer el primer vuelo. En esta primera fase de su uso los controladores están dándole órdenes de movimiento básicas para calibrar bien el sistema de movimiento; luego le irán pidiendo cosas más complicadas. El otro Astrobee que ya está a bordo de la EEI es Honey. Queen se unirá a sus compañeros en julio cuando sea lanzado a bordo de la Dragon 18.

Primer vuelo de un Astrobee

En el futuro, dice la NASA, este tipo de robots pueden ser fundamentales en vuelos a la Luna o a Marte; incluso sería posible enviar naves sólo tripuladas por Astrobees o sus descendientes. Y yo, que ya tengo una edad, no puedo evitar pensar en V.I.N.cent y Bob de El abismo negro:

V.I.N.cent y Bob por Ken Netzell
V.I.N.cent y Bob por Ken Netzell

Y en el mal rollo que daba Maximilian :S

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Junio de 2019

La gente del canal de humor Corridor tiene este divertidísimo vídeo sobre los robots de «Bosstown Dynamics» y lo que todos nos imaginamos que va a acabar sucediendo cuando se rebelen contra sus creadores. Porque esos entrenamientos indignos propios de esclavos nos dan pena a todos, eso hay que reconocerlo.

Aparte de que el vídeo es hilarante de por sí es más divertido todavía ponérselo a algún amiguete o familiar diciéndole «¡mira el robot nuevo que han inventado!» Porque el principio empieza siendo como el de cualquier vídeo de entrenamientos robóticos… Solo que la crueldad contra las máquinas va subiendo de tono poco a poco hasta que se vuelve WTF.

Los efectos especiales y el modelado 3D además muy realistas así que hay que reconocer que el robot en cuestión podría pasar por uno de los nuevos artefactos del futuro sin problemas.

Bonus:

El cómo se hizo de los efectos especiales/CGI: trajes protectores, casco, captura de movimientos, recreación de escenarios, 3D, texturas, iluminación… Y uno de ellos haciendo las veces de robot y recibiendo palos mientras el resto actuaban. Luego se cambian las imágenes y… ¡Magia!


Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Junio de 2019

Amazon ha aprovechado la conferencia Re:Mars 2019 para mostrar su nuevo dron para el envío y de paquetes y para explicar las líneas en las que están trabajando. El objetivo son drones eléctricos capaces de transportar paquetes de hasta 2,2 kg (el 75-90% de los paquetes actuales son así), con un radio de acción de unos 25 km y envíos en menos de 30 minutos.

La idea es gestionar los drones automáticamente, que tengan controles sofisticados (cámaras térmicas, sónar, GPS, etc.) y sobre todo que sean seguros: sistema anticolisiones, manejo de situaciones como puede ser la aparición de un perro, presencia de personas, cables sobre el vecindario, etcétera. El vídeo bonito del dron experimental volando da una idea de cómo se verá. Otra cosa será cuando en vez de una casa en la campiña tenga que llegar a un barrio superpoblado de una capital, pero ya veremos entonces.

Por otro lado Amazon está modulando mucho su mensaje como puede verse en este otro vídeo sobre las operaciones con los nuevos robots de Amazon Robotics. El mensaje no es ya de un «nuevo robot tecnológicamente avanzado» llamado Pegasus con un número de modelo y sus capacidades; ni el de una «nave gigantesca completamente automatizada sin trabajadores». Es, literalmente: «Nuevos robots suponen nuevos trabajos».

Tanto el vídeo como la historia están marketroidemente hiladas con mimo para mostrar la bonita historia de superación de una de las jóvenes trabajadoras de la planta, que empezó de reponedora a media jornada llenando palets y cajas con pedidos, sin tener ni idea de robótica, y ahora «dirige una flota de 800 robots» (sic.) en el puesto de «Especialista en control de flujo de operaciones». Su trabajo consiste en entender cómo navegan los robots por la nave, detectar atascos, unidades estropeadas, planificar su organización e incluso entrenarlos.

El relato es como de cuento de hadas e independientemente de en qué grado sea cierto o esté edulcorado, deja ver un mensaje claro. Tan claro como una de las frases de la protagonista: «Mi trabajo no existiría sin estos robots». En un mundo en el que mucha gente teme ya perder su trabajo a manos de los robots Amazon rehuye el enfrentamiento con la idea de que esto no es un Robots vs. Humanos, sino de que hay que reforzar a las personas, no reemplazarlas, como decía el tecnólogo Tim O’Reilly.

Para mi gusto el vídeo está demasiado «sobreactuado» y el mensaje –especialmente a raíz de todo lo que se lee por ahí– resulta un tanto chocante. Pero, bueno, supongo que no se puede exigir mucho más a un «vídeo corporativo». Si Amazon ya recibe tremendas críticas por sus prácticas monopolísticas, las condiciones de trabajo y sus formas de actuar tanto con sus proveedores como con sus empleados, no sé yo si esta es la mejor forma de redimirse, pero en ello están.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 2 de Junio de 2019

Este robot llamado ANYmal desarrollado en el ETH de Zurich tiene una capacidad de movimientos interesantes. Por un lado patina sobre sus cuatro ruedas con bastante habilidad, y por otro es capaz de «caminar» dejando fijas las ruedas, con lo cual puede hacer movimientos más parecidos a los de los cuadrúpedos.

El trabajo en el que los investigadores explican algunas de las técnicas que han desarrollado se titula Keep Rollin’ – Whole-Body Motion Control and Planning for Wheeled Quadrupedal Robots. La sensación que deja el vídeo es de unos movimientos muy «naturales» y «animales» casi cabría decir.

El robot se para, mira y planifica (parte de sus algoritmos) pero luego ejecuta movimientos como subir un escalón muy al estilo «ensayo-y-error», con ligeros traspies que supera tras varios intentos. Quizá esto último es lo que lo hace más «animal».

¿Su principal ventaja? Moverse con ruedas es mucho más eficiente energéticamente, de modo que ahorra hasta un 83% de consumo de energía. Su velocidad máxima de momento es de 4 metros por segundo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear