Por Nacho Palou — 8 de Noviembre de 2017

Este robot de ANYmal Research ejecuta un tarea simple de manipulación de un objeto cotidiano, un ascensor en este caso. El robot hace uso de una de sus patas para llamar al ascensor de una coz. Para que el robot pueda encontrar el ascensor está identificado con una etiqueta con un código QR.

Como se puede ver en el vídeo el robot comete el error de situarse delante de la puerta antes de que se abra, con lo que entorpecerá la salida de quien se baje en esa planta — sea robot o humano; queda por averiguar si comparte con los humanos otros dos errores habituales en el uso de los ascensores: el de pulsar el botón cuando alguien que está esperando al ascensor ya lo ha pulsado antes y el de pulsar el botón repetidamente cuando se tiene prisa o se es perseguido por un asesino.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear