Por @Alvy — 6 de Noviembre de 2018

La primera sería utilizar esta robot aspirador de Lego obra de The King of Random, que tiene la peculiaridad de estar fabricado a su vez una gran caja de Lego «modificada» y sirve para recoger las piezas de construcción que estén tiradas por el suelo.

Es un invento bastante raro porque en realidad se comporta como una especie de «módulo intermedio» al que se conectan dos tubos flexibles: uno va a una aspiradora de verdad (que es la que proporciona la potencia de absorción) y el otro que aspira las piezas y las deja en la caja. Hace falta plastilina, pegamento, un filtro y algo de habilidad. El típico invento que suena simpático por aquello de estar hecho con Lego, pero vete a saber si luego todo encaja y llega a aspirar de forma práctica.

La segunda forma sería utilizar este curioso robot de Preferred Networks (que usa plataforma Human Support Robots de Toyota) que resulta desde luego una forma mucho más elegante y descansada de recoger la habitación, porque es como dejar que lo haga el mayordomo.

El vídeo está acelerado ×20 y enseña a un par de robots reconociendo los objetos tirados por el suelo y clasificándolos en diferentes cestas, algo bastante práctico sobre todo si hay niños pequeños (o no tan pequeños) en casa. En tiempo real resulta algo más «lento pero seguro» pero a mi me gusta más que el método de la aspiradora. En el canal de YouTube de Preferred Networks hay varios vídeos similares, incluyendo alguno que enseña cómo funciona el robot y una versión en realidad aumentada muy curiosa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear