Por @Alvy — 26 de Marzo de 2019

Mesa de ping-pong cilíndrica

Dando una vuelta por las páginas de mis feeds me encontré con esta original mesa de ping-pong cilíndrica –y añadiría que topológicamente muy adecuada– que no es sino una de las muchísimas más mesas extrañas para jugar al ping-pong (más correctamente: tenis de mesa) a las que acabé llegando tras buscar un poco al respecto.

Mesa de ping-pong cilíndrica

Las cuestiones geométricas y físicas de muchas de estas mesas las hacen sin duda «poco prácticas» por decir algo: rebotes imposibles, trayectorias casi incalculables y mucho caos. Supongo que puede ser parte de la gracia.

Esta otra variante parece especialmente divertida; está en algún lugar de Singapur y en ella pueden jugar pocos contra muchos, aunque no está muy claro quién puede tener ventaja. Es obra de Lee Wen.

Otras variantes incluyen cruzar dos mesas perpendicularmente de modo que los campos de los jugadores sean distintos o las versiones multi-pelotas del juego, de las que en el club de tenis de mesa de Edmonton han hecho una recopilación.

Aquí hay muchas más:

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD