Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2021

The Internet Pinball Machine Database

Me encanta la gente que recopila recursos como The Internet Pinball Machine Database (IPDB), una gigantesca web en la que hay miles y miles de máquinas de pinball («máquinas de bolas») perfectamente organizadas, con su buscador y otros aderezos. Recuerda un poco a la IMDB (películas) y la KLVG (videojuegos). En total son 6.000 máquinas de pinball y juegos relacionados y unas 76.000 imágenes.

Dos de las máquinas de pinball más valoradas por los fans son The Twilight Zone y Star Trek: The Next Generation. Si eres de la vieja guardia seguramente habrás visto o escuchado alguna como La familia Adams, que hace algunas décadas tuvo un éxito notable.

Para aprender más sobre estas curiosas máquinas recreativas del pasado reciente hay un glosario y un FAQ, escritos con paciencia y organizados como el FSM manda. Los juegos tipo pinball más antiguos que se conocen son simplemente mecánicos, y usando el buscador he conseguido ver que datan de 1901 o 1902 (!!) Véase por ejemplo el Little Manhattan.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 10 de Septiembre de 2021

Star War Mazes

Star War MazesEn un apropiado crossover entre los mundos de Star Wars y los laberintos, uno de nuestros entretenimientos favoritos, recibimos con alborozo a Star Wars Mazes from a Galaxy Far Away. Pocas combinaciones nos podrían molar más. La premisa es sencilla: utilizar los diferentes estilos artísticos de algunos de los lugares, facciones y civilizaciones de Star Wars para plasmarlos en grandes laberintos a doble página.

Las ilustraciones de Sean Jackson están incluidas escenas de la luna de Endor, la Ciudad de las nubes de Bespin, el palacio de Jabba el Hut, el planeta Exegol, el recorrido de las carreras de pods, las batallas de las guerras clon, el escenario nevado de Hoth… Un poco de todo. Además aparte de resolver el laberinto desde el principio al final hay diversos objetos que se pueden «recoger» o hacer otras actividades con ellos.

Pensado para niños y niñas, apto para todas las edades, como nos gusta por aquí.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 8 de Septiembre de 2021

Olympic TV Hockey en el Museo Arcade Vintage / (CC0) Alvy

¿Es Pong (1972) el videojuego más antiguo de la historia? ¿Y qué decir entonces de Spacewar (1962)? El caso es que a través de @FakeHistoryHunt, una cuenta que se dedica a documentar datos históricos falsos descubrí una breve lista de unos cuantos videojuegos sumamente antiguos que aparecen mencionados de vez en cuando y de los que existen incluso algunas fotos. Completándola con otros que tenía por ahí anotados y de los que alguna vez hemos hablado sale una lista que bien merece ser comentada.

Y es que lo de poner a cualquier X el calificativo de «más antiguo del mundo» es poco menos que misión imposible: siempre aparece algún otro X más antiguo todavía o, lo que es peor, algo que también puede ser considerado X aunque no lo parezca. Por aquí nos ha ocurrido eso muchas veces con el primer ordenador del mundo (caso tratado profusamente en nuestro libro Se suponía que esto era el futuro), la película más antigua o incluso la primera fotografía tomada en cierto lugar. Pues con los videojuegos pasa lo mismo: además de las fechas hay que considerar a qué llamamos videojuego, ver si en su época también lo consideraban así y documentar las fechas. Esta sería la cuenta atrás, de más reciente (y anteriores a Pong y Spaceware) a más antiguo:

Tennis for Two (1958)

Tennis for Two (1958)
Tennis for Two se jugaba con un osciloscopio conectado a un ordenador (1958)

El Tenis para dos tenía un hardware peculiar: literalmente funcionaba sobre un osciloscopio conectado a un ordenador analógico Donner Model 30. Lo inventó William Higginbotham en el Laboratorio Nacional de Brookhaven y las «raquetas» estaban construidas a medida, con potenciómetros y un pulsador. Podía decirse que fue un predecesor del Pong, aunque aquí el campo de juego se veía desde un lateral y había que jugar teniendo en cuenta la fuerza de la gravedad. Una curiosidad es que precisamente ese valor era programable; en versiones posteriores se podía simular cómo sería jugar al tenis en la Luna o en otros planetas, con gravedades fortísimas como la de Júpiter.

Seguir leyendo: «Videojuegos más antiguos que el más antiguo de los videojuegos»

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 5 de Septiembre de 2021

KungFuChess

En KungFuChess hay poco más que el parecido del tablero, las piezas y sus movimientos respecto al ajedrez tradicional. Todas las demás reglas, estrategias y tácticas son distintas, porque se trata de un ajedrez en tiempo real y sin turnos.

Por resumirlo en plan rápido: básicamente se pueden mover todas las piezas tan rápido como puedas,, a la vez, y a la velocidad de una casilla por segundo, aunque las piezas tienen un tiempo de recarga de diez segundos y que hasta que no transcurre –y se puede ver porque hay un cambio de color estilo «barrita» sobre la casilla donde está la pieza– no está permitido moverlas de nuevo. Debido a eso cuando una pieza llega a otra casilla ocupada hay una captura irremisible, aunque la otra estuviera a punto de moverse.

Otra diferencia es que el objetivo no es tanto el jaque mate como capturar al rey adversario, que en cierto modo viene a ser lo mismo pero más a lo bestia. (¡Yihaaa!) Debido a cómo se mueven las piezas puede haber atascos y colisiones; en esos casos la primera pieza que ha movido, gana, y si son piezas propias pueden llegar a obstaculizarse. La única excepción son los caballos (porque saltan), pero también puede suceder que un caballo capture una pieza propia si coinciden en su movimiento. Situación altamente WTF, todo hay que decirlo.

En KungFuChess hay varios modos de juego, el normal, el rápido (lightning) y uno mucho más espectacular llamado cuatro jugadores donde el tablero es un 10×10 y se juega una especie de battle royale («todos contra todos») en el que cada jugador mueve en un sentido distinto. Aparte de eso hay partidas con puntuación y sin ella, aunque aquí más que ránking ELO de lo que se trata es de conseguir cinturones de colores, como en el Kung-Fu de verdad, de verde a negro o más allá: el temible doble-negro.

Yo lo he encontrado un poco estresante, quizá porque el comienzo lo marca un ¡gong! y porque muchas veces quieres mover algo pero no puedes (!!) Parte de la estrategia es hacer movimientos a casillas que no estén amenazadas –ni pensar en cambios– porque como veas una pieza en una casilla «recargándose» es fácil liquidarla a las primeras de cambio si tienes oportunidad directa.

El KungFuChess actual está todavía un poco en beta; no hay mucha gente jugando y a veces reinician el servidor, así que conviene tener paciencia. Es una especia de revival del kungfuchess.com de Shizmoo Games. Otro detalle interesante es que es de código abierto y está en Github, para quien quiera cotillearlo, aprender o ayudar a mejorarlo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD