Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2018

En la lista de vídeos del Faszination Modellbau 2018 que se celebró en Friedrichshafen (Alemania) hay un montón de vídeos de artilugios voladores a radiocontrol. Pero tal vez lo más llamativo fue que un grupo de aficionados mostró un montón de podracers como los de las carreras de de Star Wars: la amenaza fantasma en plena acción.

Vale que la película fuera la mayor castaña de la saga, pero al menos tenía la carrera, demostrando que puedes tomar una idea de cine clásico (Ben-Hur) y renovarla un poco con efectos especiales que –para la época– eran realmente llamativos. (Del resto podemos olvidarnos, Jar-Jar Binks incluido.)

Los podracers a radiocontrol parecen básicamente drones modificados, fabricados con materiales muy ligeros, de modo que son capaces de mantener el equilibrio sin muchos problemas. Además se nota que están muy trabajados porque la decoración es estupenda; hay algunos que imitan a los podracers de la película y otros de formas diversas donde seguro que hay muchas horas de trabajo artístico.

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2018

mpsmath / rectangles

¿Cuál de los dos rectángulos tiene mayor área?

Mikael Sundqvist planteó este ingenioso problema sobre rectángulos como homenaje a las recreaciones matemáticas que el gran Ed Southall deja caer de cuándo en cuándo en @SolveMyMaths.

Es de ese tipo de acertijos matemáticos en los que no hay truco y las cosas «son lo que parecen». El problema es que no se proporciona toda la información que podría proporcionarse (como las medidas o ángulos) y el asunto parece complicarse más de lo debido, aunque no sea realmente para tanto.

Sabiendo algo de geometría y abriendo la mente para mirar el problema desde el ángulo adecuado (¿a quién le interesa cuánto valen exactamente los ángulos?) la solución está… ahí delante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Noviembre de 2018

Wave Function Collapse es un experimento de generación de escenarios mediante procedimientos mediante un algoritmo de cuántico nombre («colapso de la función de onda»). Se parece un poco a la Infinitown. Aunque al ser más bien monocroma y con patrones más repetitivos recuerda un poco a la arquitectura de Escher. A mí me retrae en cierto modo a las imaginativas descripciones de La Biblioteca de Babel de Borges.

El viaje es un poco mareante, pero el vídeo muestra un poco las posibilidades de la idea. Se puede utilizar a modo de pseudojuego interactivo en 3D (aunque no hay nada a lo que «jugar» excepto moverse por ahí), descargándolo para Windows y utilizando el teclado para ir a un lado, al otro, saltar o «volar en jetpack«. Está desarrollado en Unity.

Wave Function Collapse

También se puede cotillear en el código que hay en Github que explica la idea tras la generación de estas formas, en cierto modo fractales. Las llaman bitmaps que generan bitmaps que se parecen al bitmap original. Tan enrevesado como interesante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Noviembre de 2018

Esta juego es tan intrigante como aparentemente divertido. Se llama Busy Work y es un montaje que simula una oficina de cubículos al más puro estilo Trabajo basura. Al igual que en cualquier oficina de este estilo, trabajar puede ser estresante y desquiciante a la vez, especialmente por las constantes interrupciones que surgen de vez en cuando.

En el montaje en el MundoReal™ del juego hasta seis participantes ocupan sus puestos y tienen dos minutos para «contestar a tantos correos de clientes como sea posible». Para eso se utiliza el teclado y el ratón, donde se «teclean» cosas (o más bien se aporrea el teclado). El problema es que a cada instante aparecen avisos, notificaciones y tareas «urgentes» que realizar: descolgar el teléfono, archivar una carpeta o buscar un formulario LL-78 físicamente en la mesa.

ImgImgImgImg

El juego parece bastante hilarante, al menos por lo que se ve en el vídeo. Ganó algunos premios y estuvo instalado en su día en un laboratorio indie y en el Festival XOXO de Portland, para regocijo de los visitantes. Desde luego es una idea un tanto diferente respecto a lo que se suele ver por ahí.

(Vía Laughing Squid.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear