Por @Alvy — 14 de Mayo de 2022

Monkeytype

Monkeytype es en parte un sitio en el que practicar mecanografía y también un juego de teclear rápido. Funciona más o menos igual que todos, pero brilla con excelencia en la forma de plantearlo y resolverlo. Con cientos de opciones distintas y miles de variantes de configuración, enseña además cómo desarrollar una aplicación sencilla pero elegante.

Vaya por delante lo más obvio: el asunto es practicar tecleando textos, para lo cual basta comenzar a darle a las letras e intentar hacerlo lo más rápido posible y sin errores, aunque es válido corregir. Las palabras pueden ser aleatorias o no, y se permite elegir idioma (hay cientos, incluso código de lenguajes de programación). Cuando acaba el tiempo marcado por el reloj aparecen los resultados: palabras por minuto, caracteres, precisión, errores, consistencia… junto con una bonita gráfica.

Lo mejor es registrarse: eso da acceso a que las estadísticas queden guardadas y se pueda ver la evolución día a día, el histórico completo y otras opciones.. Entre los mil detalles personalizables están:

  • Idiomas.
  • Signos de puntuación.
  • Pruebas por tiempo (15, 30, 60 segundos…), palabras, frases, citas.
  • Temas visuales en modo normal/oscuro o personalizados.
  • Dificultad.
  • «A ciegas» (no se muestran los errores).
  • «Velocidad mínima» (hay que mantener un ritmo ).
  • «Precisión mínima» (no permite muchos fallos).
  • Inglés británico/americano.
  • Modos especiales: mayúsculas, sin espacios, lenguajes inventados, números…

Hay tantas formas de jugar y practicar que alguien hizo incluso una guía completa de las mejores opciones de configuración.

El desarrollo de Monkeytype es también una gozada, con una web limpia y rápida, además de que no tiene publicidad molesta y todo es gratis (se pueden hacer donaciones, mecenazgo o comprar camisetas). Es todo código abierto, lo que permite investigar, cotillear. Además de eso, el changelog (registro de cambios) que está abajo a la derecha en el número de versión indica las pequeñas mejoras que se van introduciendo, porque no paran de añadirle cosas.

El juego/aplicación tiene por supuesto su cuenta de Twitter @Monkeytype, un foro en Discordy a la gente le ha dado por subir vídeos a TikTok y YouTube para demostrar sus habilidades. Véase por ejemplo a un tipo marcándose 245 palabras por minuto con un teclado mecánico, a la antigua usanza.

Para más detalles sobre los entusiastas de la competitividad a la hora de teclear, este artículo del New York Times que es donde descubrí el juego: Playing Against Type.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 10 de Mayo de 2022

Seguro que has visto este problema circulando por ahí, o tal vez alguna de sus variantes. Al abrir el grifo, ¿qué recipiente se desbordará antes? Acompañado de una fotografía de Einstein lo califican como «problema para genios» y animan a «fijarse muy bien en todos los detalles». Y esa es la forma de resolverlo: simular en nuestra cabeza la física de los líquidos y los recipientes y no caer en alguna de las trampillas que encierra el dibujo original.

A The Q se le ocurrió otro método no menos inteligente: crear una versión real con recipientes y tubos y abrir el grifo. La construcción es delicada y metódica, bastante entretenida y apta para pasar una tarde amena. La solución es la misma, como es obvio.

En el fondo es todo cuestión de física de fluidos, vasos comunicantes y presión hidrostática. Es divertido entender que, además de la fuerza de la gravedad, es el aire de la la atmósfera que tenemos sobre nosotros la que hace que el montaje «funcione» de manera tan curiosa. No es del todo intuitivo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 6 de Mayo de 2022

La gente de Wired ha localizado y entrevistado a un tipo llamado Robert Wardhaugh cuya historia de amor / barra / obsesión con Dragones y Mazmorras es tan épica como increíble. Interpretando el papel de Dungeon Master (árbitro del juego o «Amo del calabozo», decimos por aquí) comenzó una partida/campaña hace 40 años, que perdura hasta hoy en día.

Esta titánica tarea implica dedicar interminables horas a escribir y documentar minuciosamente. Porque, además, lo hace con una gran variedad de maquetas, figuritas y elaborados personajes para que tenga un mayor realismo. La llama, apropiadamente, The Game, y sería algo así como la madre de todas las campañas.

El documental hay que verlo para creerlo, aunque por el montaje y por cómo se explica el Wardhaugh –que en el MundoReal™ es profesor de Historia– bien podría tratarse de un sketch de Pantomima Full o del mismísimo Joaquín Reyes. Y es que algunas de las situaciones son un tanto estrambóticas: la zona más importante cada vez que cambia de casa siempre ha sido el sótano, donde prepara los escenarios y se juegan las partidas. Nadie puede tocar las figuritas, que además no pueden entrar en juego hasta que están «convenientemente pintadas» a su gusto. Y cuando alguien comienza a jugar, debe ser consciente que la campaña puede durar mucho tiempo. 20.000 horas calcula que lleva dedicadas a ello.

Ls 40 años transcurridos en el lapso humano desde que todo empezó allá por 1982, cuando D&D era más popular, equivalen a unos 100 años en ese particular mundo de fantasía. La partida transcurre en un lugar parecido a la Tierra, con algunas ciudades y civilizaciones como Atenas o la antigua Roma, con zonas reconocibles y otras fantásticas, llenas de seres imaginarios. Además de los trasgos, orcos, dragones y demogórgones típicos, hay otros que él mismo ha inventado, desde pequeñas hadas a imponentes demonios. La campaña tiene varios arcos argumentales para cada raza y civilización; historias de estrategia militar y también de amor.

TheGameDND

Los terrenos de los escenarios que descansan sobre una gigantesca mesa son modulares, de modo que puede cambiarlos en poco tiempo; incluyen vegetación, árboles, montañas y construcciones. Hay una recopilación en el Instagram de The Game, visualmente documentado. Almacenarlos es una tarea hercúlea. Los jugadores acuden en persona a las partidas, pero el sótano está acondicionado con cámaras y videoconferencia para que también se pueda jugar a distancia.

En la campaña todo es profundo y complejo, pero ágil. Además de las reglas oficiales, hay otras «de la casa», que respetan los más de 500 personajes que han pasado por allí. Eso sí: cuando alguien muere, la palma para siempre. Esto puede significar salir de una partida que ha durado años. «He visto a adultos llorando su pérdida sobre la mesa; es algo normal si estás muy implicado en esto», explica. Y no es baladí, porque si ese jugador no controla más personajes significa que está fuera para siempre. Dice que así el juego tiene más emoción.

La verdad es que abruma un poco ver tanta dedicación y pasión, y no está claro hasta qué punto esa auténtica obsesión puede ser sana o a lo mejor no tanto. Pero a diferencia de la época en la que D&D se consideraba algo sectario, de ocultismo o de frikis trastornados, hoy en día series como Stranger Things han hecho saber al mundo que a lo mejor no es para tanto. En el fondo, cada cual se obsesiona con lo que quiere. ¿No hay acaso coleccionistas de sellos, maquetas de tren o gadgets viejos? Pues aquí lo mismo, pero por el lado fantástico de los juegos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 5 de Mayo de 2022

Las buenas gentes de Free League Publishing lanzaron hace un par de días una campaña de financiación colectiva para un juego de rol basado en Blade Runner. En tan sólo tres minutos consiguieron su objetivo y ahora, con la financiación ya a más de 100 veces lo que necesitaban, están desbloqueando una expansión tras otra.

Ambientado en el año 2037, no se corresponde con ninguna de las películas sino con el universo de Blade Runner. La acción se desarrolla poco después de que la Corporación Wallace saque al mercado los replicantes Nexus-9 en la Tierra. Puedes jugar como Blade Runner humano o replicante, cada uno de ellos con diferentes habilidades, personalidades y recuerdos.

El manual abierto – Free League Publishing
El manual abierto – Free League Publishing

La idea es que tanto la ambientación como la mecánica del juego presenten a quienes lo jueguen los temas clave del universo de Blade Runner: acción, intrigas corporativas, el drama existencial de los personajes, y el conflicto moral que supone lo que hacen. Con eso se busca desafiar a los personajes a cuestionar sus órdenes, a empatizar con sus enemigos y a tomar decisiones difíciles con grandes riesgos e implicaciones a largo plazo.

Como siempre hay diferentes niveles de participación con distintas recompensas. Se espera que el juego sea enviado en noviembre de 2022 aunque tan pronto como se cierre la campaña de financiación –el próximo 26 de mayo– quienes hayan participado recibirán ya algunos de los elementos en PDF para ir haciendo boca.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma