Por @Alvy — 22 de Febrero de 2019

Generador de paneles de «muertes en videojuegos»

El Death Generator de @Foone que empezó como un generador de memes sobre los juegos de Sierra Online ha ido creciendo con el paso del tiempo y ya son decenas de juegos los que se pueden elegir para crear paneles personalizados con «muertes» de todo tipo, además de otras imágenes icónicas. Basta elegir el juego en cuestión, escribir el texto y el generador se encarga de adaptar la tipografía adecuadamente.

También se puede descargar el código para ver cómo funciona o añadir otros juegos: SierraDeathGenrator en Github.

Es divertido que además de videojuegos retro clásicos hay otras opciones curiosas pero igual de antiguas, como un generador de pantallas de MS-DOS, de EDIT.COM o del mítico Roland MT-32.

(Vía Boing Boing.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Febrero de 2019

Shape Type

En este juego llamado Shape hay diez intentos para recrear un carácter tipográfico modificando algunas de las curvas Bézier con las que están construidas. Las pistas son el dibujo ligeramente modificado del carácter original (letra o símbolo) el nombre de la tipografía, autor y fecha.

Normalmente hay que mover dos o tres puntos, pero a veces hay hasta seis y no es tarea fácil. Cuando se termina basta pulsar el botón Comparar para ver el resultado de nuestras habilidades de diseño y dibujo refinado como un porcentaje aproximado.

Es un juego de la gente de Method of Action tienen varios de estos juegos tipográficos y de diseño «de habilidad» en su web. Resultan tanto entretenidos como educativos para quienes se dediquen al diseño. Por aquí habíamos hablado alguna vez de los otros: The Bézier Game y de Kern Type. También está Color, donde hay que «acertar» con colores iguales modificando valores como el tono y la saturación.

Si te gustan estos juegos echa también un vistazo a Circled, El color distinto o a Euclides, que tienen cierto parecido.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Febrero de 2019

Chess Openings / Randy Olson

Randy Olson ha estado haciendo un trabajo de datos acerca de las aperturas de ajedrez en los últimos 170 años –tiene datos de unas 650.000 desde el siglo XV, pero las «fiables» son desde 1850– en forma de diagramas acumulativos, en los que cada color es una apertura. El estudio se titula A data‑driven exploration of the evolution of chess: Popularity of openings over time.

Lo primero que ha visto es el porcentaje de movimientos iniciales de las blancas al principio de la partida. Es sabido que las blancas cuentan con cierta ventaja por ser las primeras en mover, pero aunque e4 (peón de rey) sigue siendo la más popular, hasta 1890 no se comenzó a usar de forma generalizada d4 (peón de dama) y luego ya otras como la Reti (Cf3). Cuando se añaden los movimientos más habituales de las negras como respuesta van surgiendo las defensas más conocidas: la Siciliana, India, etcétera.

Chess Openings / Randy Olson

La cosa se pone más interesante cuando se analiza el segundo movimiento de las blancas. La que solía ser la más popular (1. e4 e5 2. Cf3, caballo de rey) ha ido cambiando durante el siglo pasado con opciones como la india (1. d4 Cf6 2. c4), la siciliana abierta (1. e4 c5 2. Cf3) o incluso el gambito de dama (1. d4 d5 2. c4). En su blog tiene un vídeo donde se las ve evolucionar: en 1850 apenas se jugaban unas 100 distintas (aunque dice que también es cierto que «había menos registro de datos entonces»= mientras que hoy en día hay más de 1.000 aperturas diferentes con cierto reconocimiento.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Febrero de 2019

Iconary: Un juego de dibujar y adivinar dibujos junto con una inteligencia artificial

En Iconary hay una inteligencia artificial entrenada para reconocer dibujos por un lado y para mostrar dibujos/iconos que equivalgan a frases y acciones por otro. El funcionamiento es un poco como el del Pictionary. Hay dos modos de jugar: o hacer un buen dibujo para que «la máquina» lo reconozca o bien adivinar lo que intenta explicar con iconos sencillos.

Hay dos niveles de dificultad –y un modo de prácticas– en donde básicamente varían el número de palabras y la complejidad de las frases o ideas que hay que transmitir. El modo de dibujo es probablemente el más entretenido, y funciona más o menos como Corre, ¡Dibuja!, aunque el hecho de que sean palabras y acciones en vez de sólo objetos complica un poco las cosas.

El segundo modo, adivinar las acciones a partir de los iconos, parece más sencillo; al cabo de un rato basta recordar a qué verbos o palabras se corresponden los iconos, aunque algunos tienen varias acepciones.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear