Por @Alvy — 3 de Febrero de 2006

Para esas aburridas tardes del viernes, cinco minutos de lectura relajante: Diario de un marido con panza, en la misma línea que el ya clásico del humor Diario de un Castizo en Oslo.

(Vía Miskah.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear