Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2003
Hace una media hora ha comenzado la partida de finitiva que Kasparov juega contra Fritz y que se puede seguir en directo a través de X3DChess.com. Es la última del torneo, que hasta ahora está igualado 1,5 vs 1,5.

Fritz juega con las blancas y ha abierto con un gambito de dama, que Kasparov ha aceptado. Los analistas coinciden en que este tipo de apertura en la que todas las piezas tienen mucho desarrollo es buena para el ordeandor. Hay quien recomienda a Kasparov empezar a cambiar pieza por pieza y buscar las tablas.

Actualizacion (19:48) Hasta la jugada 15, todo sigue en los libros (Fritz juega de forma instantánea). Kasparov ha evitado un interesante sacrificio de dama (por alfil y torre), que ya se vió en alguna partida anterior, por una posición más convencional y segura. Se han intercambiado un caballo y un alfil y aunque Kasparov tiene sus peones aislados y peor colocados, su rey está tremendamente bien defendido en el enroque corto. La posición sigue siendo buena para Fritz y el juego táctico... y hay muchísima presión sobre un peón central aislado que Kasparov debe mantener en juego.

Actualizacion (20:07) ¡El tablero hecha humo! La partida va muy rápida, en solo 18 movimientos han desaparecido cuatro peones por bando y Fritz tiene sus caballos frente a los alfiles de Kasparov. Los comentaristas dicen que es imposible ganar a un ordenador en este tipo de posiciones, como máximo conseguir unas tablas. Kasparov sólo puede empatar o perder... y si se equivoca, al hoyo.

Actualizacion (20:24) La posición se sigue simplificando... dama y dos torres por bando, además de tres peones (Fritz no tendrá problemas para recuperar uno que lleva de desventaja en las próximas jugadas). Lo que sería unas tablas casi garantizadas contra cualquier otro jugador es un juego ideal para Fritz: un final técnico y complejo con pocas piezas sobre las que volcar su potencia de cálculo. De momento Fritz ya puede forzar las tablas por jaque continuo si quiere.

Actualizacion (20:48) ¡Terminó en tablas! La posición aunque peligrosa para ambos bandos en caso de cometer algún error era evidentemente de tablas. Kasparov las ha ofrecido, pero Fritz ha querido hacer un movimiento más, a lo que Kasparov ha respondido tras quitarse las gafas (haciendo su movimiento hablado) y con eso terminó el juego. De modo que la partida y el torneo entre humanos y máquinas ha quedado en un digno empate para ambas partes.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear