Por @Alvy — 23 de Junio de 2015

Ectasy of Order: The Tetris Master

Estuve viendo Ecstasy of Order: The Tetris Masters (2012) un documental sobre uno de los campeonatos mundiales de Tetris (2010) donde se hace un perfil de los tipos de jugadores, se recupera la figura de algunos nombres legendarios de los 80 y se explican algunos de los detalles importantes de que probablemente es el videojuego más popular y más jugado de la historia – por no hablar del que más horas habrá hecho «perder» a la humanidad.

Aunque Tetris existe oficialmente en más de 65 plataformas o tipos distintos de ordenadores, consolas y dispositivos electrónicos la que se considera la «versión de competición» es la versión para Nintendo NES. En el documental se pueden ver muchas más versiones, cabinas y variaciones, pero la que se utilizó en las competiciones más legendarios fue el NES Tetris y es la que se recupera para las competiciones oficiales – junto con grandes televisores de tubos de rayos catódicos de la «vieja escuela».

En el documental se explican curiosidades como la técnica del encaje imposible de piezas (aprovechando los giros para «rodear» de forma físicamente imposible a otras piezas), la probabilidad de que cada uno de los tetrominós aparezca (que es 1/7 en todo momento) y el significado e importancia de las sequías (cuando la pieza «I» larga no aparece durante largo rato), con algunos límites: una sequía de más de 30 o 35 piezas se considera mortal para casi cualquier jugador y el nivel 29 se considera el kill-screen pues la velocidad de caída hace que no sea posible mover las piezas hasta los laterales. También se explican estrategias para apilar las piezas dejando una o dos columnas de huecos, fórmulas más seguras y más arriesgadas, cómo jugar con apuros… de cada sesión se aprende algo.

Ecstasy of Order: pasión por el Tetris

El hecho de que el Tetris sea un juego NP-completo, al que ningún ordenador puede jugar perfectamente hace preguntarse a los jugadores humanos hasta dónde pueden llegar. ¿Se puede lograr una puntuación perfecta de 999 999? Claro que sí. ¿Se puede ganar todavía más velocidad? Desde los primeros tiempos se desarrolló una técnicas para hacer vibrar el dedo que pulsa el mando de control para arañar centésimas de segundo y poder anotar en el nivel 29. Todo ello plantea preguntas como ¿Se puede llegar al nivel 30? ¿Realmente existe? Esa es otra cuestión que cual elefante en la habitación revolotea durante todo el documental.

Con una producción muy sencilla pero resultona, Ecstasy of Order es –al igual que otros documentales sobre juegos retro– una pequeña obra de artesanía. Tiene la combinación perfecta entre unos personajes interesantes, una documentación rigurosa y algo de emoción durante la competición final. Y alguna sorpresa también. Ahí lo dejo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear