Por @Wicho — 21 de Octubre de 2021

No es lo que haces cuando estás en el espacio sino con quién lo haces.

– Chris Cassidy

Entre las estrellas (Among the Stars), disponible en Disney+, cuenta la historia de la última misión del astronauta de la NASA Chris Cassidy, quien anunciaba su retirada de la agencia este pasado verano tras 17 años de servicio. Es una serie documental rodada con acceso casi total a la vida de Chris durante dos años que incluye un montón de tomas hechas específicamente con la serie en mente; escenas que antes no se habían hecho públicas.

Y que aunque se centra en él no deja de dar importancia e insistir al hecho de que todo el programa espacial es un trabajo de equipo y cuenta con las aportaciones de muchas otras personas más que colaboraron en hacer que la que se supone que iba a ser la última misión de Chris y la que lo fue fueran grandes éxitos.

El Espectrómetro Magnético Alfa (AMS) de la Estación Espacial Internacional (EEI) es un instrumento montado en el exterior de la Estación desde 2010 que investiga sobre el origen del universo. Pero tarde o temprano iba a dejar de funcionar porque su sistema de refrigeración se había ido deteriorando con el tiempo y en algún momento se pararía. Sin embargo sus resultados son tan espectaculares que se diseñó un ambicioso y complejo plan para repararlo aún a pesar de que el AMS nunca fue diseñado para ser reparado en órbita.

El AMS-02 en el exterior de la EEI
El AMS-02 en el exterior de la EEI en una imagen de 2011 – NASA

Así que en julio de 2018 los astronautas Chris Cassidy y Luca Parmitano se estaban entrenando para la compleja tarea de reparación del AMS con Andrew «Drew» Morgan como soporte. La idea era que Luca y Drew despegaran rumbo a la Estación en julio de 2019 y que en octubre se les una Chris. Así coincidirán durante unos tres meses a bordo, tiempo durante que el se llevarán a cabo los cuatro paseos espaciales necesarios para intentar reparar el AMS. Era la que, previsiblemente, iba a ser la última misión espacial de la carrera de Cassidy.

Pero el fallo del lanzamiento de la cápsula tripulada Soyuz MS-10 dio al traste con toda la planificación de forma que no había ya manera de que Chris y Luca coincidieran en órbita. Así que Drew tuvo que ocupar el lugar de Chris durante los paseos espaciales para reparar el AMS.

Aunque ese no fue el único problema con el que se enfrentaban todas las personas involucradas en la misión: al no estar el AMS pensado para ser reparado en órbita no sólo había que diseñar los procedimientos para hacerlo sino que también había que diseñar las herramientas que lo permitan. Herramientas que tenían que funcionar en el vacío del espacio y que además tenían que poder ser manejadas por las manos enguantadas de los astronautas. Algo que no es precisamente fácil. Y el tiempo se les estaba acabando para poder lanzarlas en una cápsula de carga a tiempo de que Luca y Drew las tuvieran disponibles cuando fueran a necesitarlas. Pero poco a poco, y no con poco esfuerzo, se fueron solucionando los problemas, y aunque al final Chris Cassidy no participó en los paseos espaciales para reparar el AMS sí tuvo mucho que ver en que fueran un éxito.

Y la que en realidad al final fue su última misión a la EEI, que también vino con alguna sorpresa no deseada, fue su estadía como comandante de la EEI en 2020. Lanzado en la Soyuz MS-16 en abril de ese año, estuvo a bordo de la Estación hasta octubre de ese año, durante mucho tiempo como único tripulante del segmento estadounidense. Aunque también tuvo la oportunidad de recibir a bordo a Bob Behnken y Doug Hurley en la primera misión tripulada de una Crew Dragon.

Chris Cassidy camino de embarcar en la Soyuz MS-16 – NASA
Chris Cassidy camino de embarcar en la Soyuz MS-16 – NASA

Así que al final esta docuserie recoge la épica historia de la reparación del AMS, que como decía antes iba a ser previsiblemente la última misión de Chris, pero por cosas del destino también recoge la estadía de Chris a bordo de la EEI durante la pandemia de covid, lo que es una pista extra con la que nadie contaba.

Pero en realidad Entre las estrellas empieza antes del AMS con el paseo espacial que hubo que abortar el 16 de julio de 2013 cuando el traje espacial de Luca desarrolló una fuga de agua; él y Chris pasaron ese trance juntos y fue algo que los unió muy fuertemente.

Una serie sin duda muy interesante para quienes sufrimos de espaciotrastorno.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 20 de Octubre de 2021

Cuando un alien feroz acecha en los corredores de una nave espacial, la experiencia dice que más vale salir por patas y quemar los todos los puentes en el camino, incluyendo la autodestrucción de la nave si fuera posible. Que nunca se sabe si se va a poder escapar y perseguirte durante cuatro o cinco secuelas.

En el canal de gan9e tienen una fiel recreación de los diez últimos minutos de la secuencia de destrucción de la Nostromo, la nave de Alien, el octavo pasajero, algo que puede usarse para ambientar cualquier situación similar, por ejemplo una cuenta atrás en la oficina, la hora de lanzamiento a producción, el tiempo que queda para que empiece la reunión semanal, etcétera.

Curiosamente como decían por ahí podría no ser una secuencia de autodestrucción propiamente dicha, sino de «destrucción de emergencia», pues lo que hace Ripley para preparar el «petardazo» de la Nostromo es apagar el sistema de refrigeración (por lo que sale vapor por todas partes y al final el reactor explota), por lo que no sería una carga autodestructiva al uso. Sin embargo por otro lado en Rex Wiederanders hizo capturas de alta definición para recrear fielmente la pantalla y se ve cómo por un lado se llama «sistema de destrucción de emergencia» pero por otro habla de «reemplazar la cabeza nuclear, verificar y pulsar el botón». Entre eso y la precisión en la cuenta atrás (difícil si simplemente se dejara al azar que el reactor explotara) mi voto va para una explosión nuclear autodestructiva muy precisa.

La secuencia de los 10 minutos está montada con sonidos originales de la película en diversas fuentes. Incluye la voz de Madre, la computadora de la nave, y cambia al acercarse a los 5 minutos, momento en el que ya no es posible desactivar el procedimiento. Hacia el final los sonidos de alarma son más y más llamativos y estresantes, señal que va a acabar todo en un gran ¡Pum! Que te aproveche sea para lo que sea que la uses.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 17 de Octubre de 2021

En la mañana del 17 de octubre de 2021 la actriz Yulia Peresild y el director Klim Shipenko volvieron a tierra a bordo de la cápsula tripulada Soyuz MS-18 después de haber pasado 12 días rodando escenas para la película El desafío a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI). Los acompañaba Oleg Novitsky –alguien tenía que saber tripular la cápsula–, que también ha participado en el rodaje de la película.

Peresild y Shipenko habían llegado a la EEI el pasado día 5 a bordo de la Soyuz MS-19. Pero al volver en la MS-18 están ocupando las plazas de Pyotr V. Dubrov de Roscosmos y Mark T. Vande Hei de la NASA, que tras el cambio volverán a tierra en la Soyuz MS-19 junto con Anton Shkaplerov, que pilotó la MS-19 en su lanzamiento a la Estación, en marzo de 2022.

Peresild, Shipenko y Novitsky antes de partir de la EEI – Anton Shkaplerov/Roscosmos
Yulia Peresild (de rojo, ¿nadie ha visto Star Trek en Roscosmos), Klim Shipenko (de verde) y Oleg Novitsky (de blanco) antes de partir de la EEI; los de auzl son Pyotr V. Dubrov. (al frente) Anton Shkaplerov (detrás) – Anton Shkaplerov/Roscosmos

Así Vande Hei se convertirá en el astronauta de la NASA que más tiempo seguido haya pasado en el espacio, pues a su vuelta habrá estado 353 días seguidos a bordo de la EEI, superando los 340 de Scott Kelly, que es el actual poseedor del récord.

El desafío no es el primer largometraje que incorporará escenas rodadas; ese puesto le corresponde desde 1984 a la película rusa Return from Orbit. Pero sí es cierto que es la primera vez que se envía a parte del equipo de un largometraje al espacio para rodarlo. En eso Rusia y Roscosmos les han ganado a la NASA y a Tom Cruise, quienes a principios de 2020 habían anunciado planes similares.

Return from Orbit, que incluye escenas rodadas a bordo de la estación espacial Saliut 7 y de la cápsula tripulada Soyuz T-9, se puede ver en YouTube en ruso, por cierto.

A bordo de la estación quedan las siete personas que forman parte de la Expedición 66: Thomas Pesquet de la ESA (Agencia Espacial Europea) como comandante, los astronautas de la NASA Shane Kimbrough, Megan McArthur y Mark Vande Hei, el astronauta de la JAXA (Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial) Akihiko Hoshide y los cosmonautas de Roscosmos Anton Shkaplerov y Pyotr Dubrov. A finales de este mes –su lanzamiento está previsto para el 30– los miembros de la misión Crew 3 de SpaceX, los astronautas de la NASA Raja Chari, Tom Marshburn y Kayla Barron, así como el astronauta de la ESA (Agencia Espacial Europea) Matthias Maurer, se unirán a los miembros de la Expedición 66 a bordo de la estación.

De las siete personas que están ahora mismo a bordo de la Estación todas menos Dubrov tienen cuenta en Twitter y están en mi lista En el espacio.

***

Por cierto que en la mañana del 15 de octubre de 2021 los motores de la cápsula tripulada Soyuz MS-18 se encendieron mientras se hacían comprobaciones en ellos. Su empuje modificó la actitud de la Estación Espacial Internacional como se puede ver a partir del segundo 20 del vídeo de Liam Kennedy que va a continuación.

Era una comprobación rutinaria de cara al retorno de la cápsula a tierra previsto para el día 17 en la que no se tenían que haber encendido, así que aún no está del todo claro qué ha pasado. Pero recuerda mucho a lo que pasó con el módulo Nauka al poco de su llegada a la Estación, cuando sus motores también se encendieron inopinadamente. Da como para pensar que hay algún problema en el interfaz de Nauka con el resto de la Estación.

Afortunadamente los controladores de Roscosmos corrigieron la posición en cuanto detectaron el problema… pero la pregunta empieza a ser hasta cuándo durará la buena suerte.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 5 de Octubre de 2021

La actriz Yulia Peresild y el director Klim Shipenko llegaban a la Estación Espacial Internacional en la Soyuz MS-19 unas tres horas y media después de haber despegado del Cosmódromo de Baikonur en la mañana del 5 de octubre de 2021. Les acompañaba al mando de la misión el veterano cosmonauta Anton Shkaplerov, en el que es su cuarto vuelo al espacio. Shkaplerov tuvo que atracar la MS-19 a mano en la Estación. Y ya van unas cuantas Progress y Soyuz con problemas de atraque recientemente.

El objetivo de Peresild y Shipenko es, junto con el cosmonauta Oleg Novitskiy, que ya estaba en la Estación, rodar escenas de la película El desafío. En ella la actriz representará el papel de una médica enviada de emergencia a la EEI para atender a un astronauta gravemente enfermo que será interpretado por Novitskiy. Por ahora nos va a dar igual que lo lógico y lo que pasaría en el MundoReal™ es que lo mandarían de vuelta a tierra en su cápsula junto con sus compañeros de lanzamiento; supondremos que inventarán algo que impedirá eso. Pero no puedo dejar de recordar lo poco que me gustó Salyut 7, también dirigida por Shipenko.

Por cierto que, leas lo que leas estos días, El desafío no es el primer largometraje que va a incorporar escenas rodadas a bordo de una nave espacial. Ese puesto le corresponde a Return from Orbit, una película de 1984 que incluye escenas rodadas a bordo de la estación espacial Saliut 7 y de la cápsula tripulada Soyuz T-9. La película está en YouTube (en ruso) si gustas. Y también está el corto de ciencia ficción Apogee of Fear, estrenado en 2012 pero rodado por Richard Garriott a bordo de la EEI en 2008 y también disponible en línea.

Lo que sí es cierto es que El desafío es la primera película en la que se envían expresamente dos personas del equipo a rodar escenas en órbita

Banner de la película
Banner promocional de El desafío

Para ello los dos estarán a bordo de la EEI hasta el próximo día 12, cuando volverán a tierra en la Soyuz MS-18, que será pilotada por Novitskiy. Ocupan los puestos de Pyotr V. Dubrov de Roscosmos y Mark T. Vande Hei de la NASA, que volverán a tierra en la Soyuz MS-19 junto con Shkaplerov en marzo de 2022. Con ello habrán estado casi un año en el espacio, pues despegaron el 9 de abril de 2021 a bordo de la MS-18. Eso permitirá a Vande Hei convertirse en el astronauta de la NASA que más tiempo seguido ha pasado en el espacio con 353 días, superando los 340 de Scott Kelly.

El lanzamiento de Peresild y Shipenko marca un nuevo punto de inflexión en la comercialización del espacio. Que puede parecer un poco profanar la EEI como núcleo de nuestras actividades de exploración espacial tripulada durante los últimos 20 años. Pero la pela es la pela y las agencias espaciales no andan precisamente sobradas. Marca también un in your face de Roscosmos a la NASA, pues se adelantan al proyecto de Tom Cruise de rodar escenas de otra película a bordo de la Estación anunciado a principios de 2020.

Anton Shkaplerov está en Twitter como @Anton_Astrey; también está en mi lista de personas en el espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD