Por @Wicho — 16 de Enero de 2021

Por fin he visto la serie Elegidos para la gloria perpetrada por Disney + y National Geographic, que cubre el periodo desde la selección de los Mercury 7 hasta unas semanas después del vuelo suborbital de Alan Shepard.

Vaya desperdicio. Es como si hubieran cogido a los guionistas de Sálvame y les hubieran dejado escribir el guión de esta serie. De las aproximadamente ocho horas que dura por lo menos siete y media están dedicadas a mostrarnos a los Mercury Seven como una banda de niñatos caprichosos e indisciplinados que en lo único que piensan es en beber, pasárselo bien, ser infieles a sus mujeres, y ser escogidos para el primer lanzamiento espacial tripulado estadounidense. Bueno, todos menos John Glenn que lo muestran tan estirado que es como si se pasara la serie con el palo de una escoba metido en el culo.

Nada sobre los criterios seguidos para escogerlos. Nada sobre su entrenamiento. Nada sobre los problemas técnicos en el desarrollo de los cohetes y las cápsulas, que de repente un día están listos como por arte de magia. Así que si esperas saber algo del desarrollo técnico del programa, olvídate. Ni siquiera aparece Chuck Yeager, un personaje muy importante tanto en el libro como la película del mismo título en los que se supone que se basa la serie. Para mí que los guionistas ni vieron la película ni mucho menos leyeron el libro.

En su lugar la serie se centra en los problemas que tenían los futuros astronautas entre sí –especialmente Alan Shepard y John Glenn– y con sus esposas. Que no digo yo que los Mercury 7 no tuvieran sus cosas; a fin de cuentas eran pilotos de prueba y machos alfa. Pero no llegas a piloto de prueba y sobrevives siendo un sinvergüenza indisciplinado.

Creo que lo único que me gustó fue que aparece Jerrie Cobb y se menciona a las Mercury 13.

Si has visto la película y/o leído el libro, evítate el disgusto de la serie. Si no la has visto o no o has leído, evítatelo también y ve la película o lee el libro.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 14 de Enero de 2021

Penrose es una preciosa historia animada con algunos objetos imposibles como escenario de la acción, en particular la Escalera de Penrose que data de 1958. Una versión muy popular es la que se ve en Ascendiendo y descendiendo (1960) de M.C. Escher.

La historia tiene cierto toque cómico pero también filosófico, con una protagonista que parece descubrir dónde está por la azarosa caída de un pez desde cielo. Tan solo al encontrárselo una y otra vez en la misma esquina entiende lo que está sucediendo y lo inacabable del recorrido de su viaje.

La animación es obra de Kris Stanton; fue su trabajo de primer año en el Instituto de las Artes de California (CalArts).

(Vía The Kid Should See This.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 12 de Enero de 2021

Criados por lobos, una serie de ciencia ficción diferente con el toque Ridley Scott

{Sin spoilers más allá del tráiler, que de por sí ya destripa demasiado para mi gusto.}

Me ha sorprendido gratamente cruzarme con Criada por lobos, una serie creada por Aaron Guzikowski y la producción y respaldo del mismísimo Ridley Scott (quien además dirige los dos primeros episodios), lo cual es en cierto modo un marchamo con garantía. Además de eso su hijo Luke también dirige varios episodios de esta serie situada en un futuro semilejano y en un planeta extraño y altamente inhóspito al que llega una nave con lo que queda de «humanidad para el futuro».

La premisa de Criados por lobos es que un par de androides, Madre y Padre, deben cuidar y criar unos embriones. Han huído de una Tierra totalmente destruida, de la que sólo pudieron salir algunas naves o «arcas» con restos de la civilización. El planeta al que llegan es cruel e implacable; por eso la serie tiene mucho de «reconstruir la civilización desde cero» y transcurre en saltos de varios años hasta que la llegada de otros supervivientes convierte aquello en un nuevo campo de batalla.

La serie es visualmente poderosa; las irreconocibles localizaciones se encuentran en Sudáfrica y los protagonistas (especialmente Amanda Collin y Abubakar Salim como Madre y Padre) lo bordan. Quizá por eso de que los Scott están detrás tiene –al menos eso me ha parecido– fuertes reminiscencias a temas y aspectos de Blade Runner o Alien, desde la inteligencia artificial de los androides y su «sangre» viscosa y blanca como la de Ash (Alien) o los asquerosos bichos con los que se encuentran en las exploraciones, muy a lo Alien. De hecho se diría que se inspirara en el arte de H.R. Giger.

Aunque me gustaron un montón de temas (religión vs. ateísmo, nueva civilización desde cero, «la vida es cruel», superarmas, comportamiento programado y ético de los androides) no me gustó el final de la temporada, ya lo digo aunque me crujan; creo que podrían haber cerrado los diez episodios con algo más redondo y contundente y menos… ejem, puaj, no revelaré nada. Pero según parece hay una segunda temporada en marcha tras la renovación y parece que la acogida de la crítica fue razonablemente buena. Como serie ligeramente diferente y de ciencia-ficción más seria y menos «para niños» que otras merece la pena verla.


Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 8 de Enero de 2021

Pues por fin me he puesto al día con The Mandalorian (Disney +). Una serie que recupera en las dos temporadas que han salido hasta ahora buena parte del espíritu divertido y algo gamberro de la trilogía original de La guerra de las galaxias. Eso sí, siempre dentro de los parámetros Disney.

Sin espoilers: uno de los pocos mandalorianos que sobrevivieron a la purga por parte del Imperio sobrevive como cazarecompensas y es uno de los mejores en lo suyo. Hasta que un día recibe un encargo que pondrá patas arriba su vida y su propia identidad porque algo se remueve en su interior que hace que se niegue a llevarlo a cabo. Las consecuencias de esa decisión le llevarán a emprender una huida en la que recorrerá varios planetas en el Borde Exterior de la galaxia, allá dónde incluso la Nueva República no tiene demasiada fuerza y el Imperio tampoco ha terminado de desaparecer.

The Mandalorian – Disney
The Mandalorian – Disney

Durante su viaje irán apareciendo algunos nuevos personajes y otros no tan nuevos que permiten a la serie enganchar con The Clone Wars y Star Wars Rebels cuyo creador, Dave Filoni, es uno de los productores ejecutivos de la serie junto a Jon Favreau. De hecho Disney ha recuperado recientemente The Clone Wars debido, entre otros factores, a la insistencia de los «fanses» a lo largo de los años ya que la ven como uno de los productos más fieles al espíritu de la trilogía original desde hace mucho tiempo.

Así es que algunas de las cosas que plantea The Mandalorian tienen más bien poco encaje con lo visto en las tres últimas películas. Hasta el punto de que hay rumores de un posible reboot del universo de La guerra de las galaxias que las eliminaría o que, como poco, las dejaría en una línea temporal alternativa.

Pero en cualquier caso The Mandalorian es una serie muy agradecida de ver en la que los stormies conservan su pésima puntería, en la que hay sonido de disparos y explosiones en el espacio, y en la que de nuevo hay algunos agujeros de guión o decisiones por parte de algunos personajes que no te creerías… si no fuera porque mientras la ves te posee de nuevo el asombro de la trilogía original que te hacía aceptar cualquier cosa porque la historia molaba. Es, sin duda, una serie hecha para quienes disfrutamos en su momento como niños de la trilogía original. O por lo menos para que no nos retorzamos en nuestras butacas mientras vemos como destrozan personajes –pobre Luke– en las nuevas películas. Lo que no es poco.

Hay ya en producción una tercera temporada y dos spin-offs y una serie aparte, aunque no pongo los nombres para no hacer espoileres.

Cuando termines la serie, y como querrás más, échale un ojo a «The Mandalorian» y cómo nuevas herramientas muestran el camino para abaratar la producción de los efectos visuales. En ese artículo Alvy habla de los efectos especiales de la serie. Y es queno todo son imágenes creadas por ordenador. Ni mucho menos. Además de eso hay maquetas de toda la vida. Y stop motion. Y un revolucionario sistema de proyección para los decorados que se merece varios premios en sí mismo.

Como sin duda diría el mandaloriano, this is the way.

(Con la colaboración de Javier Pedreira. Del otro Javier Pedreira).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Frankenstein: Annotated for Scientists, Engineers, and Creators of All Kinds

EUR 15,74 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Future Noir: The Making of Blade Runner, revised and updated

EUR 11,00

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección