Por @Alvy — 27 de Mayo de 2019

RasPi Arcade Stick

Nos escribieron de Talentec para contarnos que habían desarrollado un mando de videojuegos llamado RasPi Arcade Stick y que están todavía financiación colectiva en Kickstarter. Es básicamente una palanca con ocho botones; se conecta directamente al televisor/monitor por HDMI y la Raspberry Pi 3 B+ de su interior se encarga de hacer de emulador de videojuegos.

Entre otras cosas puede usarse también como un joystick normal y corriente con sólo conectarla al ordenador; tiene conectores de entrada/salida USB. También lleva un módulo para memorias SD Card, el conector HDMI y alimentación microUSB coo la de los móviles. El procesador de la Raspberry Pi es un ARM Cortex-A53 que incluye wifi ac y Bluetooth 4.2.

RasPi Arcade Stick

Lo único que no lleva incluidos son los emuladores ni las ROMs, pero está probada con RetroPie (uno de los más populares), Recalbox, Batocera, Lakka y a modo de media center con Kodi, Pi MusicBox. Ahí hace falta un poquillo de habilidad o preguntarle al cuñao para descargar e instalar todo correctamente. Que no es que sea muy difícil, pero como todo tiene sus truquis.

La RasPi Arcade Stick se venderá si se alcanza la financiación (van por la mitad) en varios modelos, de diferente diseño y calidad de componentes. Algunas llevan botones de colores que se pueden personalizar e incluso plantillas para descargar e imprimir en «pegatinas» para usar de decoración. Su precio está de momento entre 65 y 170 euros, dependiendo de las versiones.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 22 de Mayo de 2019

Portada de Ada Lovelace

Nuestra admirada Ada Lovelace, la primera programadora de la historia, aunque mucho más allá de eso fue la primera persona en darse cuenta de los enormes cambios sociales que podían traer los ordenadores, busca hacerse un hueco en la Colección Científicos.

La Máquina Analítica podría actuar sobre otras cosas más allá de los números si encontráramos objetos cuyas propiedades pudieran ser expresadas mediante la abstracta ciencia de las operaciones [la programación de la máquina], cosas que también deberían ser susceptibles a ser adaptadas a la acción de la notación de operaciones y el mecanismo de la máquina… Suponiendo, por ejemplo, que las relaciones fundamentales en la ciencia de la armonía y de las composiciones musicales fueran susceptibles a estas expresiones y adaptaciones, la máquina podría componer elaboradas y científicas piezas de música de cualquier grado de complejidad o extensión.

Si consigue reunir los 5.500 euros necesarios el suyo será el noveno volumen de la colección. Como todo los demás correrá a cargo de Jordi Bayarri, autor y editor de cómics, con los colores de Dani Seijas, y la documentación y supervisión de Tayra Lanuza.

Los volúmenes anteriores están dedicados a Charles Darwin, Galileo, Hipatia de Alejandría, Isaac Newton, Marie Curie, Santiago Ramón y Cajal, Ariostóteles y Albert Einstein.

Se trata de un cómic en formato apaisado con un tamaño de 24×17 cm. y una extensión de 48 páginas a todo color, impreso en papel de alta calidad y encuadernado en cartoné (tapa dura).

Como es habitual en estos casos hay varias recompensas disponibles en función de la cantidad aportada, aunque a mí me parece súper interesante el minicómic Tarjetas Perforadas sobre la creación de las tarjetas perforadas y su uso en la industria textil y posteriormente en el trabajo con ordenadores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 4 de Abril de 2019

WiPhone, el teléfono para hackers y makers

El WiPhone que ya ha alcanzado la financiación colectiva en KickStarter es un teléfono móvil que funciona por VoIP, así que no necesita un contrato ni una tarjeta SIM, porque sólo funciona mediante una conexión wifi.

Se autocalifica de minimalista y está diseñado para ser «abierto» tanto en el planteamiento como físicamente: lleva un conector de 20 pines en la parte trasera donde «enchufar cosas», incluyendo otras placas.

WiPhone, el teléfono para hackers y makers

Es de tamaño bastante reducido (50 x 120 x 10 mm) –algo que dicen está de moda– y de diseño un tanto tosco pero práctico, que no está nada mal porque pesa 80 gramos. La pantalla es de 2,4 pulgadas (320x240) y tiene Bluetooth y Wi-Fi 802.11 b/g/n. Cuenta con microUSB, jack de audio, microSD para ampliar la memoria (que es de 4 MB + 16 MB flash) y una batería de 700 mAh.

La idea es que sea un buen chisme para cacharrear con él: los hackers y makers lo encontrarán especialmente útil. El sistema está basado en el Espressif ESP32 y es programable con Arduino; las aplicaciones se pueden crear con MicroPython. De serie viene con una aplicación VoIP para llamadas, contactos y mensajes de texto. El precio en KickStarter durante estos meses es de unos 85 dólares y se prevé que esté listo para agosto de 2019.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Marzo de 2019

Este perrete tan adorable pero a la vez un poco inquietante se llama Tombot y es un proyecto que está actualmente triunfando en Kickstarter. Su creador es Thomas Stevens y su objetivo no es ser un mero juguete sino un animal de apoyo emocional, especialmente para ancianos aquejados de soledad, depresión o demencia senil.

El animal parece salido de una serie de televisión o película porque tiene ese característico look y movimientos de los muñecos animatrónicos de Jim Henson (cuya factoría ha creado el prototipo) pero en versión ultrarrealista. Dicen que es «el compañero ideal» porque resulta adorable, cariñoso y bastante interactivo: se mueve desde el rabo hasta la cabeza, incluyendo la boca y ojos, y así reduce la ansiedad de los pacientes.

Personalmente me parece simpático pero eso de imaginarme a una ancianita deprimida y solitaria acariciando a un bicho peludo mecánico lleno de cables y mecanismos, por muy entrañable que parezca, no me convence mucho. Pero oye, si hay gente a la que le funciona hasta abrazar un el muñeco de peluche al que más apego le tienen, pues estupendo.

Técnicamente el Tombot funciona con una batería y se recarga cuando se tumba en su cojín. También responde a comandos de voz sencillos. La idea es que con un precio de entre 400 y 500 dólares no sea un «robot de lujo» sino algo más bien tirando a asequible, aunque claro, eso del precio es muy relativo. Como el Kickstarter va bien parece que entrará en fase de producción pronto, así que ya se puede reservar por unos 300 dólares hasta que esté listo. Las primeras unidades llegarían hacia agosto de 2020 más o menos, que con estas cosas de la financiación colectiva nunca se sabe.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear