Por @Alvy — 19 de Julio de 2018

Virtual Cities: an Atlas & Exploration of Video Game Cities

Gran pintaza tiene este volumen surgido de una propuesta de financiación colectiva y titulado Virtual Cities: an Atlas & Exploration of Video Game Cities, escrito por Konstantinos Dimopoulos e ilustrado por Maria Kallikaki. Está planteado como un gran repaso a algunas de las más emblemáticas ciudades que aparecen en videojuegos de todo tipo, desde los más coloridos a los más distópicos. Junto con los mapas y dibujos originales que los acompañan va un análisis al respecto.

El libro son 200 páginas a todo color, en formato grande (casi A4) y contiene más de 40 mapas y 100 dibujos, entre ellos la Ciudad 17 de Half-Life 2, Kamurocho de Yakuza, New Vegas de Fallout, Silent Hill, Fallen London y otras, como una versión ciberpunk de Hong Kong y otra de Nueva Orleans estilo vudú. Hay un poco de todo: desde ciudades del futuro a lugares medievales o reinos de fantasía.

De momento está en preventa por unos 15€ en formato digital y 30€ en formato físico. Los autores además han incluido un planteamiento interesante: cuanto más dinero consigan en la financiación más ciudades incluyen, así que no se sabe seguro cuál será el volumen final si la cosas tiene demasiado éxito y se les va de las manos (de momento ya ha superado el 126%).

(Vía Dezeen.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 16 de Julio de 2018

De Tennibot dicen que es «como una Roomba, pero para pelotas de tenis». Es el típico invento que parece raro que no se le haya ocurrido a nadie antes, pero todavía está en pleno proceso de fabricación aunque anuncian que pronto estará a la venta.

Es bastante autónomo –aunque tiene un modo manual– e incluye una app con la que se puede conectar para indicarle en qué campo recoger las pelotas (uno, otro o ambos) o a dónde llevarlas. Es capaz de recoger 80 pelotas en total gracias a un sistema de visión artificial. Se recarga en 90 minutos y funciona sin parar durante 4 o 5 horas.

Además parece bastante discreto y silencioso y cuando ha terminado se puede desmontar en un plis plas para llevarlo como una maleta hasta el siguiente partido o entrenamiento. Según parece surgió en Kickstarter y el precio rondará los 750-1000 dólares.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Junio de 2018

Light Phone 2

El Light Phone II es más una declaración de intenciones que un teléfono móvil; es un terminal móvil extremadamente minimalista pero a la vez funcional. Hace lo justo y lo hace bien, en un diseño «más básico que un cubo» y en solo 80 gramos. Casi como una tarjeta de crédito, vamos.

La idea ya ha recaudado más de millón y medio de dólares en Indiegogo y aunque todavía está en fase de prototipo ya se conocen sus principales características: conectividad 4G LTE, wifi y GPS, pero en un sistema operativo simplificado llamado LightOS (Android modificado). La batería es pequeña: sólo 500 mAh (unas pocas horas hablando, 5 días en espera) y funciona con tarjeta nano-SIM, USB-C y conectores para auriculares. La memoria es de sólo 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento.

No tiene cámara y sólo cuenta con dos botones. Lo que puede hacer: llamar, enviar mensajes, la agenda de contactos, una alarma y un modo de autorrespuesta. En la lista de quizá han incluido un navegador de mapas muy básico, una app para compartir bicis, otra de música, el tiempo, comandos de voz, calculadora o diccionario. Lo que definitivamente no va a incluir también es importante: nada de redes sociales, ni publicidad, ni correo electrónico ni noticias. Dicho queda.

Su precio será de unos 300 dólares y se espera que esté disponible en abril de 2019.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 28 de Mayo de 2018

Me ha encantado éste vídeo de The Nerdwriter en el que hace una defensa del arte que se puede encontrar en las portadas de revistas y libros de ciencia ficción, algo cuyos orígenes establece en las ilustraciones de Frank R. Paul para Amazing Stories. Y de ahí a los libros de bolsillo –que yo no sabía que son un invento tan reciente como los años 30 del siglo XX– con editoriales como Penguin o Ballantine, por ejemplo.

Estas ilustraciones, dice, son a menudo tan valiosas como el contenido del libro, que nos tienen que vender de un vistazo, aunque muchas veces el autor va tan por libre que es difícil establecer una correlación entra la portada y la historia… suponiendo que la haya.

Dice The Nerdwriter que casi lo mejor es que puedes ir a cualquier librería de viejo y por muy poco dinero encontrar libros de bolsillo con estas ilustraciones para tenerlos en casa; para tener en casa una pequeña parte de esta faceta cuasi olvidad de la historia del arte.

A mí, inevitablemente, me ha hecho recordar las portadas de las novelas de a duro que consumía ávidamente como adolescente, portadas que no tienen nada que envidiar en muchos casos a las que se mencionan en el vídeo.

***

En los comentarios del vídeo –sí, es una especie de milagro haber encontrado algo interesante en los comentarios– hay una referencia a Wonders and Visions: A Visual History of Science Fiction, un libro en búsqueda de financiación colectiva que tiene como objetivo precisamente contar la historia de la ciencia ficción mediante sus portadas.

Portada de Wonders and Visions

Como siempre según lo que aportes obtendrás distintas recompensas, de un ejemplar eletrónico del libro para arriba.

(Vía Jesús Tramullas).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear