Por @Alvy — 10 de Junio de 2017

Este precioso juego llamado Turing Tumble está pensado como una especie de «computadora mecánica» con la que al jugar se aprende la lógica sobre cómo funcionan los ordenadores.

Básicamente es una tabla inclinada de plástico con pernos, sobre los que se pueden instalar unas puertas de colores con seis funciones mecánicas particulares: la rampa, el cruce, los interceptores, los bits… La gravedad hace que las canicas de la parte superior caigan por los diferentes caminos, de modo que el resultado final depende de lo que se haya programado entre medias.

Aparte de simplemente «jugar a inventar» de una forma abstracta, Turing Tumble viene con unas plantillas con 51 problemas que resolver. Como bonus, la máquina se comporta casi como un procesador, con la caída de las canicas como «ciclos de reloj». Con las pocas piezas básicas incluidas la máquina puede sumar, restar, multiplicar… De hecho el profesor de la Universidad de Minnesota que lo han inventado asegura que es una máquina de Turing completa, de ahí su nombre. ¡Turing estaría orgulloso!

La máquina está de momento como Proyecto Kickstarter aunque ya ha conseguido más de 200.000 dólares para su financiación, cuatro veces más de lo que necesitaban. La idea es venderlo por unos 60 dólares y que se empiece a servir en enero del año que viene.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear