Por @Alvy — 13 de Junio de 2017

El robot Emme está en Kickstarter buscando compradores, porque la financiación básica ya la tiene. Nos lo ha explicado su inventor, Salvador, que trabaja en Calpe (Alicante). Emme encaja muy bien con la definición de robitijo: pequeño, simpático y muy capaz, un poco a lo R2‑D2.

Una de sus peculiaridades es que se trata de una especie de kit de «cuatro robots en uno»: si se compra la versión más barata (35 euros) se reciben los ficheros de impresión 3D y la electrónica, que está basada en Arduino. Basta usar los ficheros para imprimir en 3D el modelo deseado, añadir motores y baterías y listo. A partir de los 175 euros se puede recibir un modelo completo ya montado. También hay kits educativos.

Emme

Su principal característica es que es muy todoterreno y multiuso: sus grandes ruedas pueden mover al pequeño Emme cual rover marciano sobre arena o piedras; por otras superficies también parece manejarse bien. Incluso sobre el agua o bajo ella, porque flota y bucea. Y, naturalmente, puede llevar una GoPro incorporada para grabar imágenes. Otra de sus funciones es servir de trípode para hacer fotos panorámicas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear