Por @Alvy — 23 de Junio de 2017

Demostrando una vez más que no hacen falta espectaculares efectos especiales ni grandes presupuestos, este cortometraje de Ashley Cooper es básicamente un ejercicio de actuación entre los dos protagonistas, especialmente Eric Johnson («el viajero») sobre una historia de viajes en el tiempo.

La historia permite «darle una vuelta» a la siempre curiosa situación de cómo un viajero del tiempo demuestra a alguien que en efecto es un viajero del tiempo, y no un farsante. Todo depende de cómo se explique el futuro – con toques en poco a lo Matrix y un poco a lo Blade Runner, me atrevería a decir.

Como suele suceder el método del viaje queda como un «misterio» sin resolver y surge la duda de las verdaderas razones por las que ha llegado a donde ha llegado, porque no todo es lo que parece.

Va directa a la lista de cortometrajes sobre viajes en el tiempo que vengo recopilando desde hace tiempo:

Interview with the Time Traveler es también un buen ejemplo de película producida mediante financiación colectiva en Kickstarter; recaudó unos 3.000 euros, más que suficiente para cubrir los costes de un rodaje sencillo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear