Por @Wicho — 6 de Marzo de 2013

Esta silla que se puede usar solo ocho veces antes de que un mecanismo interno destruya sus juntas es un trabajo de Thibault Brevet y unos colegas para el hackathon The Deconstruction.

Puede parecer una exageración, pero no hay que olvidar que por culpa de los sistemas DRM no puedo prestarle a nadie los libros electrónicos que compro en Amazon o que por lo que jmiguel rodriguez terminó por descargarse una película cuando su primera experiencia con Youzee terminó por ser una pesadilla.

Y eso sólo por citar un par de ejemplos.

(La silla vía Boing Boing y Jason Tester, lo de @jmiguel vía @chicageek).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear