Por @Alvy — 28 de Noviembre de 2020

Push.PushButtons

La cuenta de Instagram @Push.PushButtons está dedicada integramente a botones que se pueden pulsar. Es algo casi podría decirse entre lo artístico y lo fetichista. Si los vas mirando con calma resultan definitivamente y extramadamente satisfactorios.

Hay «botones pulsables» de todo tipo de artilugios: ascensores, calculadoras y mecanismos industriales. También hay teclados, cajas registradoras y algún teclado musical.

A través de esta cuenta se me ocurrió buscar #PushButtons, que aunque no está mal tiene los resultados menos seleccionados por «calidad» y además mezcla botones eléctricos y mecánicos con botones de la ropa, aunque el resultado tampoco está mal.

(Vía @PresentCorrect.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 25 de Noviembre de 2020

Download the Atkinson Hyperlegible Font | Braille Institute

En el Instituto Braille tienen a disposición de quien quiera descargarla una tipografía llamada Atkinson Hiperlegible. Como se puede imaginar está pensada para personas con dificultades de visión y la idea es bastante fácil de entender a simple vista.

El «truco» es que cada letra es especialmente única y fácilmente distinguible, especialmente si existe posibilidad de confusión con otras similares. Así por ejemplo como la B mayúcula y el número 8 son muy similares, el 8 se traza de modo que el círculo de arriba es más pequeño que el de abajo; esto lo diferencia claramente de la B en la que ambos tramos son iguales. El 0 está barrado (para distinguirlo de la O), la I mayúscula tiene rasgos (para diferenciarla de la l minúscula y del número 1), etcétera.

Download the Atkinson Hyperlegible Font | Braille Institute

Algunas letras tienen también rasgos exagerados, como la barrita de la Q que es más larga de lo normal, el rabito de la q minúscula o el 9 que se traza diferente de la g pues tienen la misma forma aparente. También juega mucho con los espacios interiores de las letras: la A, la o, el símbolo de % porcentaje, para que se vea más claramente su forma.

La Atkinson Hyperlegible tiene licencia gratuita y se puede descargar en un .ZIP que incluye los formatos OTF/EOT/SVG/TTF/WOFF para usarla en cualquier plataforma.

Relacionado:


Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Noviembre de 2020

Collection | Instant Lettering Database

Antes de la autoedición, los programas de maquetación y las tipografías infinitamente variadas, una de las formas más corrientes de crear diseños era mediante hojas con tipografías de transferencia en seco. Se ponía la hoja sobre el papel, se rascaban las letras por orden una por una y ¡listo! Décadas después la Instant Lettering Database busca recuperar y documentar aquellas maravillas del arte «manual».

En su archivo pueden verse muchas de estas características hojas de plástico transparente que ahora denominaríamos tecnología obsoleta, aunque todavía se venden algunas variantes para transferir en ropa y otros materiales. Muchas tipografías están completas; en otros casos faltan letras pero como cada hoja llevaba letras repetidas (normalmente por frecuencia de uso; en español eaolsndruitcpm…) se podrían reconstruir sin mayor problema.

La Lettering Database busca gente que guarde todavía hojas de Letraset y otras marcas y que puedan enviarlas escaneadas a la máxima calidad, para luego limpiar las imágenes y añadirlas a la colección. Aparte de eso las están clasificando por nombres, marcas, año y estilos.

(Vía Swiss Miss.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2020

Considerada una de las maravillas del cine de animación de todos los tiempos, lo que la mayor parte de la gente recuerda de Akira (1988) de Katsuhiro Otomo, es la famosa secuencia de las motos de los pandilleros en las calles del Neotokio post-nuclear. En el canal Certain Starting Places también son muy fans de la película, y realizaron una meticulosa disección de los cuatro minutos de esa secuencia, fotograma a fotograma, explicando todas las técnicas de animación utilizadas. «Animación a lo difícil», lo han llamado. Y con toda la razón.

El análisis son ni más ni menos que 40 minutos para poco más de 4 minutos de secuencia (3:20 según el reloj), literalmente fotograma a fotograma. El vídeo divide la secuencia en 85 «escenas» cada una de las cuales corresponde a un fragmento de animación; algunas luego se cortan e intercalan en el montaje final, aunque son las menos. Una marca de tiempo arriba a la derecha indica el fotograma exacto; durante la narración se recorre cada secuencia varias veces, para explicar diferentes detalles.

La descripción de esta pequeña obra de arte dentro de otra obra de arte incluye comentarios artísticos, pero sobre todo técnicos: la dificultad de los dibujos, los estilos de los personajes, objetos y fondos, curiosidades como las sombras y el tratamiento de la luz… Se explica por qué a veces se utiliza la animación «de a dos» en vez de la «de a uno» para reducir a la mitad el número de fotogramas que hay que dibujar, cómo funcionan el parallax (paralelaje) y la cámara multiplano o por qué ciertos planos son muy difíciles de recrear en animación, como ciertos ángulos o los personajes acercándose a la cámara.

Entre los detalles más interesantes están ciertos efectos visuales como las «explosiones en blanco» para destacar que algo invisible ha sucedido, o hacer transparentes las motos durante un par de fotogramas para que el cerebro no vea –sino que simplemente intuya– lo que ha sucedido cuando se han cruzado. Naturalmente, al revisar fotograma a fotograma también se revelan los errores: colores incorrectos u objetos que desaparecen misteriosamente de un fotograma al siguiente.

También llama la atención sobre los detalles más costosos –el tiempo de trabajo aquí es mucho dinero– como son las piedras, farolas, reflejos y sus sombras, que es algo que marca toda una diferencia de unas películas a otras. La lista de animadores de Akira es –para su época– tan increíblemente larga que involucra a cientos de personas y decenas de estudios que apoyaron en la superproducción, todo eso sin contar con el resto del equipo artístico para crear la historia y el distópico entorno.

Una de las conclusiones es que la secuencia de las motos incluye una cantidad ingente de información para los espectadores en tan sólo cuatro minutos, más de la que probablemente puede procesar nuestra mente consciente, pero que indefectiblemente queda ahí plasmado como poso. Es lo que marca la diferencia con otras escenas y otras películas y lo que deja esa sensación de ¡wow! nada más experimentarla.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Doblador de camisetas

EUR 12,20 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Grapadora Roja Stapler 747 (Rio Red)

EUR 23,42 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección