Por @Wicho — 3 de Abril de 2020

El Falcon 9 para la misión Demo-2 con el logo del gusano - SpaceX
El Falcon 9 para la misión Demo-2 con el logo del gusano - SpaceX

Aunque el logo original de la nasa es el círculo azul con un chirimbolo rojo y el nombre de la agencia en letras blancas en 1975 la NASA presentó un logo simplificado con el nombre de la agencia en unas características letras rojas. Este logo de 1975 es conocido como «el gusano«, mientras que el original es conocido como «la albóndiga».

El gusano tuvo su origen ante la dificultad para la tecnología de la época en reproducir el logo de la albóndiga según en qué tamaños y superficies. Pero alla por 1992 la tecnología había avanzado lo suficiente como para que la NASA volviera a su logo original de la albóndiga.

Sin embargo Jim Bridenstine, el director de la NASA, sorprendía a propios y extraños al lanzar un tuit en el que se ve un Falcon 9 con el logo del gusano. Tanto como que algunos fuimos a comprobar que el tuit no fuer del 1 de abril, equivalente anglosajón al día de los Santos Inocentes.

Pero iba en serio. Como dice el título de la nota de prensa ¡El gusano está de vuelta!

Y es que la NASaA ha decidido que va a sacar el gusano del retiro y a usarlo de vez en cuando; ya irá viendo en qué aplicaciones. Pero lo que está claro es que misión de vuelta al servicio será en la primera misión tripulada de una Crew Dragon. Decorará la primera etapa del Falcon 9 que lanzará la misión, lo que ahora mismo está previsto para la segunda quincena de mayo.

Se puede adquirir una especie de reedición del manual de 1975 en el que se presentaba el logo del gusano y sus aplicaciones: NASA Graphics Standards Manual. No es una edición facsimil pero recupera contenido de manual original. Es un pedazo de libro de 200 páginas de alto gramaje que se entrega dentro de una bolsa antiestática

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 29 de Marzo de 2020

Un mapa de todos los objetos del Sistema Solar / Visual Capitalist

Encontré en Visual Capitalist este pedazo de mapa de todos los objetos del Sistema Solar [ampliado en esta otra página] obra de la grandísima Eleanor Lutz. Básicamente contiene todos los objetos de más de 10 km de diámetro, algo conveniente por si tienes que salir a dar una vuelta con tu nave espacial y no quieres chocar con nada.

Como fuentes de datos utilizó cinco
bases de datos de la NASA: una del NASA Planet Data System y cuatro del JPL Solar System Dynamics. Esto suma todos los planetas y lunas y también 18.000 asteroides.

Un mapa de todos los objetos del Sistema Solar / Visual Capitalist

En el artículo se mencionan algunos de los objetos más grandes del Sistema Solar que no son planetas y otros datos curiosos sobre las órbitas y su situación alrededor del Sol. [Nota: un problema evidente del gráfico es que los tamaños de los objetos no están a escala, pero eso no le quita belleza aunque hace que parezca que está todo ahí muy apelotonado.]

Aquí hay algunas otras maravillosas obras de Elenaor Lutz, que actualmente trabaja en un Atlas del Espacio:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 22 de Marzo de 2020

History of Icons

Esta pequeña joya titulada History of Icons recopila toda una historia de los iconos de las interfaces de usuario desde el principio de los tiempos jurásicos de la informática (1981) hasta hace unos años (2015 concretamente).

Esta peculiar historia comienza de forma más precisa con el Xerox STAR, con los diseños de David Smith y Norm Cox, que luego serían copiados en el Lisa de Apple. Los últimos ejemplos son de 2013, con los iconos planos y 2015, con un poco de autobombo de la gente de Futuramo, que es quien ha desarrollado esta web.

History of Icons

La historia cubre un poco de todo: el trabajo de Susan Kare para el Macintosh (y también Windows y NeXT), la llegada del color con el Amiga Workbench, el GeOS de Commodore, el skeumorfismo del NeXTSTEP, el «realismo» primitivo de Windows, el Sistema 7 de Apple y BeOS o el boom del realismo casi fotográfico del Mac OS X.

Luego llegaron la era de los efectos en Windows 7, el rococó de OS X y hacia 2007-2008 los iconos para móviles de iOS y Android. Tuvimos que esperar a la década 2010 para que volviera aqueño de que «menos es más» en Windows Phone.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 21 de Marzo de 2020

Un mundo brutal por Peter ChadwickUn mundo brutal por Peter Chadwick. Phaidon, 2016. 35,24€. 224 páginas.

Desde muy pequeño a Peter Chadwick le fascinaron las construcciones de hormigón que veía en el noroeste de Inglaterra dónde creció. Con los años llegaría a averiguar que pertenecían a la arquitectura brutalista y a desarrollar una especie de obsesión por fotografiar este tipo de edificios.

Con su material y con el que iba encontrando por Internet montó una cuenta de Twitter llamada This Brutal House (@BrutalHouse). Y al final terminó por editar This Brutal World con Phaidon.

A lo largo de sus más de 200 páginas hay fotografías de varios centenares de construcciones de este estilo repartidas por todo el mundo –el brutalismo fue muy popular en el bloque del este, por ejemplo–. A cada una la acompaña un breve pie de foto con el nombre del edificio, su ubicación, año de construcción y el de la persona o estudio que lo diseñó.

Detalle del interior del libro - Peter Chadwick/Phaidon
Detalle del interior del libro - Peter Chadwick/Phaidon

Echo de menos que indique cuales siguen de pie o no, pues el estilo cayó durante unos años en desgracia, por no hablar de los estragos que la meteorología y la falta de mantenimiento puede tener en ellas. Pero siempre es un acicate para buscar más información en Internet.

En cualquier caso es un libro precioso con unas fotografías alucinantes que aparte de para pasar un rato admirando la belleza de estos edificios puede servir para planificar viajes futuros. Cuando podamos movernos de nuevo. Porque como dice el autor en la breve introducción el brutalismo ha pasado de representar la utopía a la distopía y de nuevo a la utopía.

La arquitectura brutalista, por cierto, aunque a veces parezca salida del mundo del Juez Dredd, no tiene nada que ver con el término brutalidad en español; es un falso amigo. Tiene su origen en la expresión francesa béton brut u hormigón crudo, pero que fue adaptada al inglés por el crítico de arquitectura británico Reyner Banham como brutalism, y de ahí al brutalismo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear