Por @Alvy — 22 de Mayo de 2020

Descubrí medio de casualidad por ahí Processing, que se autocalifica como «lenguaje de programación para artistas visuales»:

Processing es un software para bocetar y un lenguaje para aprender a programar en el contexto de las artes visuales. Desde 2001, Processing ha promovido la alfabetización informática dentro de las artes visuales y al mismo tiempo la alfabetización visual dentro de la tecnología. Hay decenas de miles de estudiantes, artistas, diseñadores, investigadores y aficionados que utilizan Processing para el aprendizaje y la creación de prototipos.

Se trata de un lenguaje muy específico para crear dibujos y animaciones, para «programar del mismo modo que se dibuja». Fue creado por Ben Fry, Casey Reas y un montón de voluntarios. Está publicado como software libre y se puede descargar desde su web para MacOS, Windows y Linux. En su web hay una impresionante galería de demostraciones, ejemplos y tutoriales.

También cuenta con el siempre importante FAQ sobre Processing, su repositorio en Github, su Wiki y un foro para la comunidad.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 17 de Mayo de 2020

Me tiene fascinado la instalación Wave del estudio de diseño coreano d'strict. Es un vídeo que hace que que hay olas rompiendo dentro del edificio en el que está montada, el COEX artium de Seúl.

Pero toda la ilusión de profundidad viene de que las imágenes que forman el vídeo son una anamorfosis, una imagen cuyo efecto depende del lugar desde donde se la mira. En realidad se muestra en unas pantallas de alta definición planas de 80,1×20,1 metros. El audio del montaje acompaña los movimientos de las olas.

Seúl queda un poco a desmano, y más en estos tiempos de COVID–19. Pero bien puede quedar en la lista de cosas para ver.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 13 de Mayo de 2020

La ronda de la noche

Esta versión de La ronda de la noche de Rembrandt la han fotografiada en el Rijksmuseum a hiperresolución, cosiendo minuciosamente todas las fotografías para completar una sola imagen de 44,8 gigapíxeles. Eso sí que es alta resolución.

En el ímprobo trabajo tomaron 528 fotografías (24×22) de unos 88 megapíxeles cada una, totalizando 44.804.687.500 píxeles con una resolución de unas 20 micras (0,02 mm) por píxel.

La ronda de la nocheLa interfaz para visualizar la imagen es además muy ágil y fluida y se puede disfrutar de todos los detalles con cualquier navegador web usando el ratón. Se puede ver cada detalle, cada pincelada y cada rasguño en la pintura. De hecho dándole al zoom son bastante evidentes las señales del paso del tiempo sobre su superficie y ahora tras haberla hiperfotografiado se la llevarán a restaurar. Y dentro de unos años veremos las diferencias.

(Vía Kottke.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 11 de Mayo de 2020

Este curioso cortometraje de animación que en cierto modo recuerda un poco a las secuencias infantiles de Barrio Sésamo fue creado por el famoso estudio Eames Office de Charles y Ray Eames allá por 1972 – sí, el mismo estudio que creó el famoso Potencias de diez.

En Alpha, que es como se llama la pieza, una agradable música a ritmo de jazz acompaña a la variable protagonista («alfa») de la que surge una expresión matemática que se va transformando durante 80 segundos hasta alcanzar cierta complejidad, para luego simplificarse y volver al principio. Aquí se respetan las reglas de la aritmética.

Alpha, acabó siendo un anuncio de televisión para IBM. De su producción se encargó Raymond Redheffer, profesor de matemáticas en UCLA.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear