Por @Alvy — 23 de Noviembre de 2021

Free Icons

En Free Icons la gente de IconShock afirma haber recopilado ni más ni menos que 100.000 iconos con licencias libres y gratuitas, procedentes de todo tipo de colecciones. Usarlos es an fácil como recorrer la lista de la izquierda para ver su aspecto y luego seleccionar:

  • Tamaño de los iconos
  • Colores
  • Descarga en formatos svg/png/webp

Los hay organizados por finalidad (aplicaciones, geometría, meteorología, sistema…) o por estilos (elegante, pixelado, lineal…) Si te registras en el servicio puedes usar el símbolo (+) para añadirlos a una colección personal de iconos, lo cual puede venir bien si usas iconografía a menudo.

Las licencias de estos iconos son todas libres: Creative Commons, MIT, Apache, dominio público y similares y además son gratuitos. Aparte de eso en la misma web tienen algunos otros premium packs de pago, pero teniendo cientos de miles donde elegir igual ni te hace falta.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 12 de Noviembre de 2021

HTML Color Names

En W3Schools.com suelen tener muy buen material de referencia, y me ha hecho gracia encontrarme con una lista de los no-tan-conocidos pero completos 140 nombres de colores del HTML que se utilizan habitualmente en HTML/CSS –y algunos otros sitios– y que funcionan en todos los navegadores.

De este modo no sólo puedes aprenderte tus favoritos de memoria y recodarlos al escribirlos junto a imágenes, textos o elementos de diseño sin tener que memorizar que el verde oscuro aceituna es el #556B2F, sino que puedes aprenderte cómo se llama realmente cada uno. Esto también es conocido como el superpoder de la visión de las mujeres, algo que como hemos contado por aquí no es un chascarrillo fácil sino algo científicamente demostrado.

Eso sí, aprenderse los 140 nombres (por no hablar de las 140 combinaciones RBG en hexadecimal) tendría bastante mérito. De paso, para quien no esté muy ducho en este arte, la lista viene bien para aprender a distinguir el color naranja del salmón, el coral o el melocotón.

La lista de colores están disponibles tanto en orden alfabético (en inglés) como por valores hexadecimales, lo cual puede hacerlos más fáciles de localizar a simple vista.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Octubre de 2021

Este precioso y didáctivo vídeo de Freya «Acegizmo» Holmér amenizado con relajante música de jazz es una explicación completa, matemática, geométrica y práctica de cómo funcionan las curvas de Bézier. Dado se utilizan para todo tipo de cosas en ilustración, tipografía y animación, desde mover una cámara a dibujar el trazado de una autopista o la curva de una letra S, está bien conocer sus fundamentos y, por qué no, las fórmulas de las que surgen.

Las curvas de Bézier sugieren radios de curvatura, tangentes, e incluso velocidades. Verlas dibujarse es bastante hipnótico y cuando se analizan matemáticamente se descubre que hay ecuaciones cuadráticas, cúbicas y de otro orden detrás de ellas.

El análisis visual es realmente llamativo, partiendo de dos puntos unidos por una receta, en la que se coloca un punto intermedio y cuyo valor se define como P, variando de 0 a 1 cuando va de un punto al otro. Lo más interesante es que esos dos puntos pueden convertirse en 3, 4 o más y las operaciones de colocar puntos intermedios, unirlos e irlos haciendo variar pueden repetirse una y otra vez de forma recursiva, lo cual va dibujando una suave curva al pasar del valor 0 al 1. Como esos cálculos son muy apropiados para el código de computadora, porque puede ser sencillo y reiterativo a la vez, es quizá una de las razones por las que sean tan populares.

Hay muchos niveles de curvas de Bézier, pero normalmente se utilizan las cúbicas. La forma de hacer los cálculos pasa por fórmulas como el algoritmo de De Casteljau, el polinomio de Bernstein y diversas derivadas de las que surgen valores como la «velocidad» y la «aceleración». También se explican métodos para calcular la longitud de los diversos arcos y otros detalles útiles.

La próxima vez que utilices software de dibujo o juegues a construir carreteras o examinar trayectorias «suaves», óptimas y elegantes, recuerda que probablemente hay una curva de Bézier en su interior.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 27 de Octubre de 2021

Copia de «Hadas» de Andy Warhol, con la posibilidad de que sea real / MSCHF

La gente del Museum of Forgeries (Museo de las falsificaciones) se lo ha montado bien y ha demostrado que más vale maña que engaño, en una operación junto con el el colectivo artístico MSCHF [mischief] de la que han obtenido pingües beneficios. La cosa es así: compraron un original de Andy Warhol por 20.000 dólares, hicieron 999 copias indistinguibles del original y vendieron las mil obras (999 falsas y una auténtica) a 250 dólares la unidad.

Copia de «Hadas» de Andy Warhol, con la posibilidad de que sea real / MSCHFEn el contrato de venta se incluía la promesa de que alguien al azar se llevaría el original. El resultado: 250.000 dólares para la buchaca, alguien contento porque tiene un original de Warhol y otros 999 que creen que pueden tenerlo y han participado en el ¿ingenioso? ¿absurdo? ¿rompedor? montaje. ¡Arte!

El título de las obras es Copia de «Hadas» de Andy Warhol, con la posibilidad de que sea real (2021), firmada por el colectivo MSCHF o Andy Warhol, de 42 × 32 cm, en tinta sobre papel. Como detalle curioso en el Museo de las Falsificaciones ni siquiera han tenido que esforzarse mucho para hacer las copias puesto que el trabajo de copia lo realizan sus robots, trazo a trazo. Luego han destruido todo rastro de qué lámina era la original.

Las copias son Warhols. Warhol y La Fábrica [su estudio de arte] definieron las bases de la producción en masa del arte, algo equivalente a las fábricas para los bienes de consumo. Las réplicas que producimos en el Museo siguen ese camino: eliminamos las aberraciones de las manos humanas reemplazándolas por las de los brazos robóticos. Es el sueño de los industriales de todo el mundo: la obsolescencia de la humanidad.

¡Oh, la humanidad!

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD