Por Nacho Palou — 23 de Junio de 2010

Por una lado el cepillo de dientes que se sostiene de pie por sí solo, a lo tentetieso,

De otra parte el cepillo de dientes Brush & Rinse que redirige el chorro de agua creando una fuente para enjuagarse cómodamente la boca,

Y el avance definitivo, la fusión de ambas ideas.

(Vía DVICE.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear