Por Nacho Palou — 4 de Abril de 2017

Inori Prayer, producido por las agencias w0w y Tokyo, es un espectáculo creativo que utiliza el reconocimiento facial y el vídeo mapping en tiempo real.

Para lograr el efecto visual que se ve en el vídeo el sistema de reconocimiento facial hace un seguimiento en tiempo real de los movimientos de la modelo, con un desfase máximo de 10 ms. A la vez el ordenador modela la luz calculando la imagen para adaptarla en tamaño y forma al rostro tridimensional de la modelo y finalmente el proyector envía “la imagen adecuada al lugar correcto” en vídeo a alta velocidad, a 1000 fotogramas por segundo.

En este otro vídeo el cómo se hizo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible