Por Nacho Palou — 10 de Agosto de 2016

Tatoué es un proyecto de Pierre y Johan, artistas residentes en el programa Pier 9 de Autodesk, quienes consideran que este es el primer tatuaje hecho por un robot industrial.

Comenzaron utilizando una impresora 3D a la cual le acoplaron una aguja: se metía el brazo en la impresora y se sacaba con un bonito decorado permanente. En su versión actual y más reciente Pierre y Johan utilizan un robot industrial, de los utilizado habitualmente para fabricar coches.

El proceso comienza escaneando en 3D la parte del cuerpo que se va a tatuar y sujetándola firmemente en una posición exacta con respecto al área de trabajo del robot. El dibujo a tatuar se sitúa sobre él también de forma tridimensional (ejes X, Y y Z) y se convierte a los comandos y movimientos que hará el robot.

Finalmente, provisto con una aguja, el robot ejecuta con precisión los movimientos programados inyectando el pigmento bajo la piel, con la fuerza y profundidad adecuadas.

Vía Fast Co.

Terminator tatuador ven conmigo si quieres molar

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear