Por @Alvy — 14 de Diciembre de 2006

Varios lectores nos avisaron de que mañana abre sus puertas M.C. Escher. El arte de lo imposible, una exposición sobre la obra del genial artista holandés M.C. Escher, que no sólo es el favorito de los geeks sino que ha sido calificado como «uno de los más reconocibles y admirados por el gran público». La exposición la organiza el Canal de Isabel II y está abierta al público del 15 de diciembre de 2006 al 4 de marzo de 2007 15 de abril de 2007 (ha sido ampliada debido al éxito). en horario continuo de 10.00 a 21.00, en el Centro Arte Canal situado en el Parque Plaza de Castilla de Madrid. El lugar es fácilmente reconocible porque está en el parque junto al Gran Depósito de Agua, en un entorno ahora decorado con gigantescos trabajos de Escher. El precio de la entrada son 4 euros para el público general.

Día y Noche, de M.C. Escher

M.C. Escher. El arte de lo imposible – Las 135 xilografías, litografías y grabados que componen esta muestra ofrecen una completa visión de la obra del artista holandés (1898-1972), quien vuelve de este modo a España, donde encontró la fuente de inspiración para sus originales creaciones de ilusiones ópticas y espacios imposibles (…) Está repartida en siete salas dedicadas a diferentes temas y dos espacios realizados expresamente para la exposición: la Mezquita Isótropa y la Caja Mágica (…) La muestra se acompaña de varias piezas audiovisuales, entre las que se incluyen documentales sobre su vida y su obra, y otras proyecciones que escenifican los juegos visuales escondidos en sus trabajos.
Está previsto que haya muchísimos visitantes, tanto por la popularidad del artista como porque exposiciones similares recientes en el centro Arte Canal registraron cifras masivas. La ubicación es realmente espectacular y sin duda le dará mucha visibilidad. Seguramente ahora en navidades con todas las fiestas y vacaciones será más bien complicado entrar sin tener que esperar horas y horas de cola, pero como el lugar queda cerca de mi casa seguro que me pasaré un día o dos para verlo bien todo, hacer muchas fotos, disfrutar de la exposición como se merece y luego resumirlo por aquí. Con un poco de suerte también habrá tiendecilla con libros, reproducciones de sus obras y algunas otras curiosidades, que no siempre son fáciles de encontrar.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear