Por Nacho Palou — 16 de Julio de 2014

Laurin Döpfner seleccionó diversos objetos (una cámara, un router, un trozo de madera, una nuez,...) y los fue puliendo por capas de 5 mm, tomando una fotografía de cada capa que posteriormente montó como una secuencia de video en la que se puede ver cómo, poco a poco, los objetos van dejando ver su interior.

Vía Colossal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear