Por Nacho Palou — 7 de Abril de 2016

Porsche lo describe como el primer anuncio holográfico interactivo impreso (toma ya) aunque de todo eso en realidad de verdad sólo es «anuncio». Pero hay que admitir que se trata de una bonita fusión entre un encarte publicitario en una publicación en papel y un contenido digital disponible en internet.

De modo que junto con la revista en la que aparece el anuncio impreso se incluye una lámina de plástico transparente. Viene troquelada y lista para que el lector pueda doblarlo y obtener un prisma, rápida y fácilmente.

El prisma invertido se coloca sobre la pantalla de la tableta o del móvil desde la que se accede al un vídeo que se proyecta en las caras del prisma, creando la ilusión o el efecto de estar mirando un holograma, imágenes flotando en el aire.

En realidad la manualidad sobre cómo hacer un holograma casero con unos trozos de plexiglás colocados sobre una pantalla se dejó ver por internet hace ya unos años.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear