Por Nacho Palou — 12 de Noviembre de 2012

El fotomatón con impresora 3D toma múltiples fotografías del sujeto a retratar para producir una figura en miniatura de él, y no una vulgar imagen en papel. La instalación estará funcionando de forma temporal en la exposición Eye of Gyre en Harajuku, Japón.

Se puede elegir obtener un mini-yo en tres tamaños: 10, 15 y 20 cm, desde unos 200 euros. La imagen resultante no vale para la renovación del carné de conducir, pero mola.

Quién iba a decirle a Máximo Décimo Meridio que 2000 años después volvería a llevarse eso de la bolsita con reproducciones en miniatura de los seres queridos.

Vía Spoon & Tamago.

Un lector de Microsiervos nos avisa de que en Madrid puedes hacer tu foto escultura en ThreeDee-You.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible