Por @Alvy — 7 de Noviembre de 2017

Este trabajo experimental de Seccovan –que ya nos deleitó con su Futurama 3D ultrarrealista – consiste en colorear y animar algunas imágenes de la construcción de edificios emblemáticos.

En la prueba pueden verse unos segundos con imágenes del Puente de la Torre de Londres (1889), la Basílica del Sagrado Corazón de (1880) y la Torre Eiffel de París (1888).

A menos que tengas muy buen ojo es difícil distinguir si el trabajo es una animación, una recreación o de dónde demonios ha salido. Dado que las primeras películas en color suelen datarse hacia 1909-1916 está claro una película en color en esas fechas no sería tal cual real, pero el trabajo artesanal tanto para colorear como para animar los diversos detalles hace que lo parezca.

(Vía Ingeniería en la red + The Paper Time Machine.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear