Por @Alvy — 3 de Abril de 2014

Al ritmo de la Danza Macabra el artista Ben Sack muestra esta megalópolis con grandes avenidas, intrincadas calles y miles de edificios. Eso sí, con un pequeño detalle: no existe, pues es todo producto de su imaginación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear