Por @Alvy — 22 de Septiembre de 2011

Kiva es una de las empresas pioneras en el campo de los microcréditos: pequeñas aportaciones de muy poco dinero (menos de 20 euros) que enviadas a la persona adecuada en el lugar justo pueden cambiar vidas: comprar semillas, criar unas gallinas, comprar una máquina de coser… Inculcadas de la cultura del préstamo solidario, las gentes que los reciben luego devuelven el dinero tras haber podido arrancar sus proyectos y salir del circulo vicioso de la pobreza.

Tras más de cinco años funcionando, han preparado esta espléndida visualización llas microfinanzas balísticas intercontinentales, que muestran de dónde a dónde se han enviado los créditos (y las respectivas devoluciones), comenzando por las primeras siete operaciones que se hicieron humildemente en 2005.

Los colores indican si los préstamos se utilizaron para financiar alimentos, servicios, salud, educación, ropa, agricultura, etcétera. En total 620.000 personas han prestado dinero a otras tantas en algún lugar del mundo.

Muy apropiada la obertura de Guillermo Tell de fondo, para darle un punto épico al gran logro.

(Vía Neatorama.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear