Por @Alvy — 25 de Diciembre de 2016

Antes de los robots informáticos existieron los autómatas mecánicos, a cual más ingenioso. Algunos se remontan muchos siglos en el pasado; este cisne de plata data de 1773.

Como explican en el vídeo, es una auténtica maravilla de diseño propio de joyeros y de mecanismos de experto relojero. Tenía su caja de música, rodillos que simulaban el agua y pequeños pececillos que «nadaban» y eran capturados por el elegante cisne. Desde que se le daba cuerda hasta que terminaba de ejecutar su «actuación» la secuencia completa duraba unos 32 segundos en total.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear