Por Nacho Palou — 4 de Abril de 2018

Rattt 3

Braille para todos. El diseñador japonés Kosuke Takahashi cree que si todo el mundo pudiera leer el sistema braille su uso estaría más extendido: “ahora mismo rara vez vemos braille implementado en espacios públicos debido a que ocupa espacio adicional y a que las personas que pueden ver no lo consideran importante.”

Braille Neue aborda este problema combinando los alfabetos braille y visual en un mismo tipo de letra, una idea que había sido explorada previamente: Nuria López desarrolló el proyecto Srtaserifa partiendo de la cuestión sobre si el diseño (más allá de su forma, su función y economía) debe también “poner el foco en la sostenibilidad, ecología o inclusión social.”

Fa86ffed 8158 4b37 b01c ba0c42af043f rwc 20x0x984x771x640
Imagen: Srtaserifa, Nuria López.

En ambos casos el objetivo es el mismo: conseguir que el braille se convierta en algo común para las personas que ven, sin ocupar espacio adicional y crear un sistema de lectura y de escritura que sea universal a través del cual cualquier persona puede acceder a la información.

Una ventaja de estos sistemas de conversión del alfabeto braille es que su aplicación en la señalización ya existente es relativamente simple con algunos ajustes de los textos.

Rattt 1
Imagen: Braille Neue, Kosuke Takahashi.

De este modo estos tipos de letra híbridos e inclusivos pueden implementarse fácilmente en los actuales espacios, infraestructuras y carteles, acercándonos a “una sociedad accesible e inclusiva en la que el braille sea habitual.”

Vía FastCo.Design.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear