Por @Alvy — 12 de Febrero de 2013

A Brian Maffit se le ocurrió probar a ver qué pasaba si apuntaba su proyector a la ventana reproduciendo una película mientras caía la nieve en el exterior. El resultado es un precioso vídeo y una no menos preciosa secuencia de fotografías bien fáciles de realizar. ¡Bienvenida sea la nieve!

La secuencia está pasada de 60 fps a 24 fps porque en tiempo real resultaba «demasiado rápida y caótica».

Compartir en Facebook  Tuitear