Por @Wicho — 9 de Enero de 2015

Kepler-16b
Relájate en Kepler-16b, la tierra de los dos soles, donde tu sombra siempre tiene compañía

En la NASA a veces se pasan de serios, pero los carteles turísticos de planetas extrasolares como Kepler-16b y sus dos soles, HD 40307g y masa ocho veces superior a la de la Tierra y Kepler-186f, con una estrella mucho más roja que nuestro Sol, tienen mucha gracia.

Los tres planetas extrasolares en cuestión están situados en la zona de habitabilidad de sus respectivas estrellas, así que podrían ser un destino turístico para cuando inventemos el motor de curvatura y esas cosillas.

Los carteles se pueden descargar en muy alta resolución en Exoplanet Travel Series, como para imprimirse unos pósters para casa; esperemos que pronto añadan más.

Cabe recordar que hasta hace apenas treinta años no teníamos confirmación de la existencia de planetas en órbita alrededor de otras estrellas, aunque la lógica decía que debían existir.

Ahora, gracias a varios telescopios dedicados a localizarlos y a las mejoras de las técnicas de procesado de datos, nos anuncian con cierta frecuencia el descubrimiento de cientos de candidatos casi como quien no quiere la cosa.

Unos son similares a la Tierra, y de hecho uno de los grandes desafíos de la «caza» de exoplanetas es encontrar un gemelo a nuestro planeta.

Otros no tienen nada, pero nada que ver, y muchos de los que hemos ido descubriendo han puesto patas arriba nuestras ideas acerca de cómo se forman los planetas e incluso acerca de qué tipo de planetas pueden existir o no.

Pero a fin de cuentas es que no somos más que los habitantes de un pequeño punto azul pálido perdido en una esquina del universo en órbita alrededor de una estrella que no tiene nada de destacable… Salvo para nosotros, pues sin él no existiríamos.

(Vía I fucking love science).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear