Por Nacho Palou — 2 de Julio de 2012

«El Libro que No Puede Esperar» tiene una duración programa de aproximadamente 60 días: ése es el plazo máximo que tienes para leerlo una vez abierto.

Después la tinta se habrá esfumado y las páginas del libro estarán vacías.

No resulta en nada práctico, pero ahí queda la curiosidad (A book written in disappearing ink).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear