Por @Wicho — 6 de Noviembre de 2017

Memorial a la revolución de Linden

Después de estudiar parvulitos, EGB (sí, yo fui a EGB), BUP y COU en un colegio construido en hormigón visto y de haber estudiado la carrera de prestado en una edificio también de hormigón visto le tengo un cierto aprecio –quizás inexplicable– a los edificios construidos con este material.

Es lo que se conoce como arquitectura brutalista, expresión que tiene su origen en la expresión francesa béton brut u hormigón crudo, pero que fue adaptada al inglés por el crítico de arquitectura británico Reyner Banham como brutalism, brutalismo.

Depósito de agua Midrand en Johannesburgo

Así que me ha encantado descubrir la cuenta de Twitter @BrutalHouse, que se dedica a tuitear fotos de construcciones de este estilo, para regodearme en este placer culpable.

Biblioteca Geisel

Peter Chadwick, el creador de esa cuenta, tiene también un libro, Un Mundo Brutal, que recoge fotos de este tipo de construcciones por todo el mundo, muchas de las cuales ya han sido derruidas porque el estilo ya no está muy de moda.

{Fotos: Peter Chadwick/Phaidos}

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear