Por @Alvy — 29 de Junio de 2010

Escher-The-New-Yorker

La portada de The New Yorker de julio es todo un homenaje a M.C. Escher y su obra Cielo y agua I. Es una «puesta al día» realizada por el artista Bob Staake, con motivo del vertido de crudo en el Golfo de México y sus desastrosas consecuencias para todas las especies de animales y plantas que viven en la zona.

Nos lo envió Nicolás (¡gracias!) tras verlo en The Daily What.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear