Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2011

Con la pantalla táctil de un iPhone se puede controlar este curioso montaje en el que 19 esferas flotan en el aire y cuyo sonido depende de los instrumentos y de la música. Sus creadores lo llaman simplemente Orquesta flotante y está expuesto en el Brigthon Dome británico, aunque esta grabación y todo el montaje se hicieron en un estudio.

Y, para quien no lo supiera de antes, una explicación adicional: la forma de conseguir que las pelotas de ping-pong floten en el aire no tiene nada de mágico ni de «cuántico» ni de «magnético»; es un conocido y divertidísimo efecto Venturi que se consigue con un simple chorro de aire, como puede verse en este otro vídeo:

Este efecto impresiona más todavía si cabe si lo que haces es poner la pelota de ping-pong en equilibro sobre el chorro de agua de una manguera o, como podemos ver en este vídeo, hasta un balón de baloncesto en el mega-chorro de una sopladora de jardín (!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear