Por Nacho Palou — 1 de Junio de 2017

Mavericks heretics information is beautiful

El gráfico Mavericks & Heretics de Information is Beautiful recopila algunos de los principales personajes que a lo largo de la historia fueron primero considerados herejes por sus afirmaciones y creencias en los campos de la astronomía, la biología, la ingeniería, las matemáticas, la medicina y las ciencias físicas.

Entre los casos más conocidos están el de Galileo Galilei, quien en 1616 afirmó que la Tierra no era el centro del Sistema Solar, sino que el Sol lo era. Por esta “herejía” la Inquisición lo mandó a la cárcel. 219 años después se confirmó que ese era el modelo del Sistema Solar y en la actualidad se acepta aquella idea de Galeli. Giordano Bruno fue quemado en la hoguera en 1592 por asegurar que el Sol era un estrella entre muchas que había en el Universo. Tuvieron que pasar casi 300 años hasta que se reconoció que tenía razón.

Los hermanos Wright también fueron herejes durante un tiempo por afirma que el ser humano podía volar, en 1903. Entonces fueron ignorados. La prensa no se mostró interesada en su trabajo y el Instituto Smithsonian rechazó su demostración del vuelo humano. En la actualidad el Smithsonian reconoce el trabajo de los hermanos Wright y expone su primer modelo de aeroplano.

Numerosos inventos y tecnologías desarrolladas por Nikola Tesla fueron rechazadas durante muchos años; de su trabajo se aprovechó Edison mientras que Tesla murió arruinado. Hoy Tesla es reconocido como uno de los más grandes inventores de todos los tiempo y como el padre del Siglo XX.

Al-Razi fue un paria durante casi 400 años desde que en el año 895 afirmará, entre otras cosas, que la fiebre es un mecanismo de defensa natural. Fue objeto de burla y de agresiones físicas por semejante “herejía“. Hoy en cambio Al-Razi es considerado como el padre de la pediatría.

Peor suerte corrió Ignaz Semmelweis, quien en 1847 aseguró que la higiene previa a la cirugía (básicamente: lavarse las manos) podía prevenir infecciones y muertes en los pacientes. Murió de una paliza en el asilo mental al que le enviaron sus colegas de profesión. Poco después se aceptaron sus ideas y actualmente es considerado el precursor de los tratamientos antisépticos.

Louis Pasteur aseguró en 1862 que las infecciones las propagan gérmenes invisibles. Durante años Pasteur fue ignorado mientras que el 75 por ciento de los pacientes a los que se les amputaba algún miembro morían debido a la falta de higiene de los instrumentos médicos de la época. Recibió la Gran Croix Legion de Honor de Francia en 1895.

Y así unos cuantos más.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear