Por @Alvy — 25 de Enero de 2018

5 Seconds of Donkey Kong

Lo que comenzó como un entretenimiento personal ha acabado convirtiéndose en todo un proyecto artístico para Michael Fogleman. Se trata de una serie de cuadros artísticos que consisten en dibujos con plóter de la memoria RAM de una consola NES (Nintendo) mientras transcurren exactamente cinco segundos de un videojuego. Empezó por Donkey Kong pero siguió con otros:

5 Seconds of Donkey Kong

Para crear los dibujos utilizo un emulador de NES de mi propia creación que permite obtener una copia completa de la memoria RAM de la Nintendo a 60 fotogramas por segundo. La NES sólo tenía 2048 bytes de RAM. Cada dirección de memoria se dibuja con el plotter, según valores hayan ido cambiando a medida que transcurre el tiempo. Sólo se muestran las direcciones de memoria que han cambiado al menos una vez, de modo que suele haber menos de 2048 en total. Como cada desarrollador de estos juegos usaba la memoria de diferentes formas cada una de las ilustraciones es única y diferente cuando se plotea.

Para crear cada lámina sólo hace falta hacer el pedido, indicando el juego (Pac-Man, Bubble Bobble, Super Mario…). El artista se encarga de «jugarlo un rato», para capturar esos cinco segundos –que también pueden ser tres, diez, o simplemente las intros– que luego quedan plasmados para la posteridad. Además garantiza que son cinco segundos «únicos y diferentes» para cada obra.

En la lámima se puede incluir el nombre del juego o dejarlo en blanco por aquello del misterio. Todas las obras van firmadas y numeradas, pero el marco no está incluido. 199 dólares por lámina. Un poco caro, pero así es el arte.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear