Por Nacho Palou — 28 de Marzo de 2017

No haciéndolo volar.

Bromas aparte, usar la cámara de un dron para filmar aunque el dron no esté volando es una muy buena idea: a poco que la cámara del dron sea decente es una forma ingeniosa de aprovechar el estabilizador de imagen que suelen incorporar.

Tal y como se puede comprobar viendo el vídeo la grabación es bastante buena en todo momento, incluso en los escenas en las que el chaval corre de aquí para allá con el dron en las manos siguiendo a la pareja.

En este caso como parece que se trata de un DJI Phantom además de aprovechar la cámara y el estabilizador de imagen al no hacer volar el dron también te puede ahorrar el disgusto de estrellarlo o de que acabe en el agua — aunque es cierto que al final del vídeo el dron levanta el vuelo y continua grabando desde las alturas.

Vía Photography.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear