Por @Alvy — 13 de Diciembre de 2018

Este vídeo muestra un prototipo de lo que llaman dron plegable, un cuadricóptero en el que las hélices están articuladas y pueden plegarse para que el dron pueda entrar en lugares estrechos, por ejemplo para mapear edificios por dentro, inspeccionar grietas, cuevas y demás.

Ya existían otros «drones plegables» desde hace años, pero para simplemente para llevarlos más fácilmente en la mochila en menos espacio. Este nuevo cuadricóptero se pliega y despliega por sí mismo en pleno vuelo. Es un invento del Grupo de Percepción y Robótica. de la Universidad de Zurich.

En el artículo completo (The Foldable Drone: A Morphing Quadrotor that can Squeeze and Fly, PDF) se explican los detalles de lo que denominan morfología adaptable, algo que no es totalmente nuevo pero que este dron consigue de forma bastante eficiente simplemente moviendo las sujecciones de los motores que llevan las hélices. El sistema que estabiliza el dron durante el vuelo pese al «cambio de forma» es completamente autónomo y no depende de cámaras de visión externa, como en el caso de otros modelos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 5 de Diciembre de 2018

Impresora en 3D trabajando – Inés Álvarez Fdez en Unsplash

Chris Anderson, conocido por haber sido durante mucho tiempo el director de Wired y por haber popularizado el concepto de la larga cola, hablaba hace unos días de cinco tecnologías que el creyó que lo iba a petar y estar en todas partes pero que no lo han hecho.

Son estas, junto a una breve explicación –a fin de cuentas lo publicó en Twitter– de por qué cree que no ha sido así:

  1. Popularización de la fabricación de sobremesa (impresión 3D, control numérico): demasiado complicado, no hay una aplicación que las justifique para la mayoría de la gente.
  2. Hardware libre: demasiado complicado para los aficionados. Y ordenadores en una sola placa como la Raspberry Pi lo hicieron básicamente innecesario.
  3. Que la Xbox iba a superar a la Playstation gracias a la capacidad de usarla desde un PC. Aún no tiene claro por qué no ha sido así.
  4. El yo cuantificado. Dice que una década después aún no saca información relevante de todos sus wearables, que no se cree que las apps aún no estén correlacionando datos automáticamente.
  5. Un cielo cubierto de drones por todas las regulaciones, los riesgos, y que aún no está claro el retorno sobre la inversión.

{Foto por Inés Álvarez Fdez en Unsplash}

Relacionado

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 13 de Noviembre de 2018

Esta “hoverbike” es algo así como un dron de grandes dimensiones con capacidad para llevar a una persona y a modo de moto voladora. También sirve como “guillotina aérea”, que es como prefieren denominarla en internet.

Al parecer la fuerzas del orden de Dubai están haciendo algunas pruebas para incorporar estas cosas a su unidad de intervención rápida con el fin de "acceder rápidamente a zonas de difícil acceso", según la CNN.

Sin embargo el Hoverbike de la compañía californiana Hoversurf despierta alguna dudas sobre su utilidad, ya que "solo puede volar a unos 100 km/h durante entre 10 y 25 minutos, con una única persona a bordo y después de dos horas de carga de la batería," dicen en Cnet.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Noviembre de 2018

Este dron submarino desarrollado por la Universidad de Queensland (Australia) con la colaboración de Google y la Great Barrier Reef Foundation se llama RangerBot y es capaz de pasar 8 horas sumergido bajo las aguas del mar explorando de los corales gracias a un sofisticado sistema de visión artificial, manejado por un operador desde una tableta. Dicen que es «el primer robot submarino» (aunque va a ser que no) pero puede que sí que sea uno de los primeros realmente útiles para conservar la naturaleza.

Entre otras cosas es capaz de localizar y combatir a un tipo de estrella de mar depredadora llamada corona de espinas (Acanthaster planci) que se alimenta casi exclusivamente de coral. Cuando su población se desmadra supone un peligro para las barreras de coral. El RangerBot puede detectarlas con una eficiencia del 99,4% gracias a su sistema de visión artificial. Entonces les aplica una inyección letal para matarlas, sin que eso afecte al coral.

Entre otras cosas dicen que el RangerBot es muy maniobrable y que puede funcionar tanto de día de día como de noche, y además hacerlo en «aguas infestadas de cocodrilos» –mal sitio para que bajen los submarinistas–, así que puede que sea una buena alternativa a bajar allí en persona a ponerle inyecciones a las estrellas de mar.

(Vía New Atlas.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear