Por @Alvy — 7 de Junio de 2018

La gente del Proyecto Plastic Tide tiene como objetivo final la limpieza del plástico que contamina las playas, en su caso en el Reino Unido, aunque el problema es universal. Algo que pasa por estudiar primero el problema – y quieren hacerlo con la ayuda de pequeños drones.

Uno de los aspectos que mencionan en su web es que aunque podemos calcular cuánto plástico llega al mar en forma de deshechos sólo podemos contabilizar el 1% de ese «inventario de trocitos de plástico» mientras que dónde está el 99% restante es toda una incógnita. Aquí es donde entra en juego la ayuda tecnológica.

La solución que proponen es utilizar drones: primero se envían por las playas para fotografiarlas con suficiente detalle –algo bastante automatizado hoy en día en labores de construcción y cartografía– y luego se crea una algoritmo de aprendizaje automático que sepa separar «el grano de la paja» o, en este caso, las pequeñas piezas de plástico contaminante de las piedras y restos naturales que no suponen un problema.

Drones para el estudio del problema de los plásticos que contaminan las playas y los mares

Una vez que se han mapeado las playas y se sabe dónde están los plásticos resultaría más fácil localizar el origen del problema y también ponerle solución, enviando cuadrillas de limpieza a los sitios críticos. Esa parte según se ve sigue siendo manual – supongo que sería más interesante que los propios drones pudieran bajar y recoger la basura, pero… Todo se andará, supongo.

La idea no parece mala, aunque para mi que es una solución excesivamente avanzada para un problema bastante obvio: quienes visitan las playas o viven cerca de ellas saben perfectamente dónde están los sitios más contaminados, en los que se vierten residuos de forma constante. El problema suele ser más la falta de medios que de tecnología. De todo modo está bien que haya iniciativas de este tipo promovidas por entidades sin ánimo de lucro porque como dicen «una vez recopilada la información de forma masiva quizá se encuentren datos interesantes.» Pero nada como poner a más gente a limpiar y concienciar a la población para que use menos plástico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear