Por @Alvy — 16 de Enero de 2017

Este vídeo de la NASA muestra una simulación de las turbulencias que genera un dron DJI Phantom 3 durante el vuelo. Es un montaje un poco raro en el que los colores de las turbulencias han sido reemplazados por hilillos de plastilina para que se vean como algo físico y no como un simple gradiente de color.

En blanco se ve el cuerpo del dron y cuanto más azul/violeta es el color, más rápido se mueve el aire. Las «corrientes» que se forman muestran que las turbulencias degeneran rápidamente en caos –lo cual es completamente normal– pese a lo cual los drones pueden mantenerse estabilizados y volar como si tal cosa – como hacen la mayor parte de los vehículos que lanzamos al aire o al agua y en los que aparecen esos efectos caóticos.

Estudiando la velocidad de los «chorros» resultantes los investigadores pueden hacerse una idea de cómo conseguir más impulso con el mismo número de rotores o cómo mejorará la velocidad y estabilidad del aparato si se aumenta el número de rotores.

(Vía Sploid.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear