Por @Alvy — 19 de Diciembre de 2021

La gente de New Step Media planificó cuidadosamente este fascinante plano secuencia para que un dron pudiera grabarlo volando durante tres minutos, sin prisa pero sin pausa, en la Akademie St. Gallen de Suiza. En total son unos 3 minutos continuos en los que el piloto utiliza la técnica FPV (first person view, «vista en primera persona») para que resulte posible pilotar el aparato dentro de los edificios.

Dicen que es «la toma en FPV más larga grabada jamás por un dron», lo cual me parece bastante improbable, pero quizá sí sea la más elaborada y libre de fallos: todo parece coreagrafiado meticulosamente y la combinación con el audio (probablemente grabado aparte) lo hace más increíble.

La calidad de las imágenes además es excelente y el dron no perdió la conexión en ningún momento (lo cual tiene mérito porque es un edificio de cinco plantas). En algún sitio comentan que tuvieron que realizar la grabación ocho veces hasta conseguir la versión definitiva y seguro que también pasaron tiempo entrenando. Me parecen incluso pocos intentos para lo complicado del asunto.

Tan interesante como el vídeo en sí es el making of, donde se pueden ver algunos de los «trucos» usados, pero no en cuanto a montaje ni efectos especiales (que no hay) sino en cómo mover y esconder al piloto en una silla de oficina con ruedas y a subirlo y bajarlo en ascensor para estar más cerca del dron y que llegara la señal. Lo cual, por otro lado, tiene mérito, porque los ascensores suelen ser trampas mortíferas para las radiofrecuencias al actual un poco como jaulas de Faraday. Una estupenda muestra de trabajo en equipo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD